Huellas tras Huellas, Efectos de la Postguerra.

©Los colores de la montaña
Por Fabio Antonio Valbuena López

“La realidad es otra y una nueva cara de la moneda comienza a relucir… el dia en que el mundo en que vivimos comience a dejar de crear heridas, y curar todas las llagas, ese dia se habra terminado la postguerra en el mundo”
Franklin D. Roosevelt.



El mundo ha tenido a lo largo de su historia, grandes cambios que ademas de generar mayores avances al mundo en todos los campos universales disponibles, tambien ha sido causante de muchas discordias, muchos escandalos y posteriormente muchos enfrentamientos incluso a muerte, quizas sea por poder, ambicion, lugar en una sociedad, discriminacion y por que no, La destruccion de ciertas leyes que han desarrollado que el mundo no se acabe mas.

Con el paso del tiempo, el termino Guerra ha desempeñado un campo de progreso pero a la vez de exterminacion, con ciudades, culturas y patrimonios inmateriales que la misma humanidad ha dejado perder; claro esta, que para ciertos enfoques periodisticos, Muchos de los fenómenos sociales actuales están ligados al enfrentamiento armado interno, como la pobreza, la migración, la calidad educativa y la violencia. La presencia de bandas y Grupos armados del crimen organizado no puede sorprender en una sociedad de pos-conflicto.

Los expertos han señalado que una de las deficiencias de los acuerdos de paz es que no garantizaron la eliminación de las estructuras represivas heredadas del conflicto armado, sino que debido a la falta de participacion activa de la ciudadania con el gobierno, se han incrementado los hostigamientos, los golpes de estado, y los tratamientos forzosos a la comunidad. Sin embargo, tampoco puede decirse que todos los problemas actuales han surgido por el enfrentamiento armado interno. Muchos como la discriminación, el racismo y la exclusión tienen sus orígenes en la Época Colonial. La delincuencia común, por ejemplo, existio antes y durante el conflicto armado.

Un ejemplo vivio de los efectos de la Postguerra, Colombia. Hace quince años éramos pocos quienes creíamos que se podía derrotar a las FARC. Esa discusión ha concluido y ahora el debate es sobre los problemas de la posguerra, que no serán ni pocos, ni fáciles de resolver. La desarticulación y derrota del más grande ejército del narcotráfico de Latinoamérica dejará daños que es necesario prever y enfrentar. Fue la cocaína lo que acabó con la guerrilla más antigua del continente, porque fue ésta la que le llevó a retar al Estado colombiano. Antes de eso, FARC y Estado convivieron en una guerra que fue largamente irrelevante.

En tiempo de la presidencia de Andres Patrana Arango, las FARC desperdiciaron la oportunidad de negociar, pese a que recibieron grandes concesiones territoriales y extendido reconocimiento político. En aquel momento, el Estado colombiano estaba desprestigiado por la corrupción del narcotráfico y deslegitimado por las violaciones a los derechos humanos. La política del presidente Pastrana con la que parecía "poner la otra mejilla" sirvió después para darle plena legitimidad al uso de la fuerza mediante el plan de seguridad democrática del presidente Uribe. Detrás de las banderas pacifistas que emergieron cuando la fuerza se convirtió en el recurso principal, no había sólo buenas intenciones, sino también pretensiones de legitimar al narcoterrorismo.

Asi fue el reflejo visto en la Pelicula Los Colores de la Montaña, Colombia y los países vecinos se enfrentarán ahora a los problemas de una violencia fragmentada delictiva que se potenciará por el narcotráfico. Se acabó el juego de apoyos a una supuesta "violencia revolucionaria"; los campamentos guerrilleros en Venezuela y Ecuador son ahora un peligro para esos países: si no los desarman y someten a sus jefes pronto tendrán una gran plaga de narcotráfico y secuestro. En Venezuela especialmente el narcotráfico ha echado raíces; si su Gobierno no toma en serio el problema, pronto tendrá su propia guerra.

En nuestro pais siempre fue posible derrotar a las FARC, a los paramilitares e incluso a los grandes carteles. Los efectos violentos del narcotráfico se los puede reducir significativamente con el dominio territorial del Estado, pero sanar las heridas y las huellas de dolor y desespero de las victimas generadas por el conflicto belico en el mundo, no es facil , incluso si mediante un acuerdo de paz y una nueva vision politica y democratica que remplace violencia por paz, podra subsanar una epoca en donde si no hacias parte de un bando, eras el enemigo sometido a un sin numero de ordenes y malos tratos.

Colombia necesita reconstruir su infraestructura moral para desenraizar una violencia que se le volvió cultural. Esto nunca se entendió en El Salvador, por eso la violencia renació de forma brutal con las pandillas y la polarización política se impuso sobre la reconciliación. El Salvador es ahora un ejemplo de acuerdo de paz exitoso, con fracaso en el manejo de la posguerra. Colombia tiene, además de la política de seguridad democrática, un extraordinario arsenal de ideas sobre la reconstrucción cívica y la solidaridad, que han sido aplicadas por los últimos y actuales gobiernos de Bogotá y Medellín. Son todas estas experiencias las que pueden permitirle construir Estado y ciudadanía para tener una posguerra exitosa.

Es falso que la victoria en Colombia se deba a consejos norteamericanos; el fracaso de éstos en Irak lo comprueba. Los colombianos construyeron su propia política resultado de haber sufrido de forma continúa todas las violencias posibles: guerras entre sus políticos, brutalidad del Estado, paramilitarismo, poderosos carteles, guerrillas y narcoguerrillas. Es en realidad un país que tiene mucho que enseñar y que está demostrando que, sin pretender llegar al cielo, se puede salir del infierno.

Por otra parte, como ya todos sabemos después de una guerra vienen cambios muy importantes en todos los países que participan en ella, estos cambios pueden ser económicos, políticos y culturales. La segunda guerra mundial trajo importantes cambios culturales, lo cual resulta lógico gracias a la intensidad de este enfrentamiento.

En la epoca de 1917 a 1991 fue la década en la que los avisos de que la tecnología estaría fuera de control y de que destruiría a la civilización; pero lo que se puede ver en esta época es que toda guerra moderna era un tipo de apocalipsis tecnológico dirigido en contra de todas las poblaciones civiles, era una lucha de información secreta. Poco tiempo después se dio el reconocimiento del arte moderno o vanguardismo.

A la raíz de la segunda guerra mundial se pudo empezar a ver un nuevo estilo de vida social, una vida más sincera y autentica; permitiendo el acceso a las multitudes o a los pasatiempos que antes estaban designados para gente privilegiada como los deportes, el ocio o el consumismo.

La segunda guerra mundial significo un cambio en el modelo cultural en diferentes niveles, gracias a que Hitler tomó en sus manos a Paris, la capital vanguardista se trasladó a Nueva York, este proceso lo señalaron los surrealistas gracias a que lograron la instalación vanguardista en esta ciudad. Los surrealistas a su vez participaron en el descubrimiento de las variadas culturas indo y afroamericano. A partir de esto Nueva York se convirtió en el centro cultural más importante del mundo, también es un buen reflejo de una buena economía entre los americanos.

El término de la segunda guerra mundial se mostraba optimista respecto a la economía. Dio pie a la sociedad del bienestar, con unos nuevos suburbios, planificada, vinculada a los electrodomésticos, al coche particular y a la independización laboral del ama de la casa.

La segunda guerra mundial se convirtió en un confrontación entre la validez de la alta o baja cultura y situaciones rivales de producción y consumo de productos culturales elitistas o masificados.

Por todo esto los americanos tuvieron que asumir la idealización de la rebeldía estética mientras reprimían a la izquierda, por otro lado los soviéticos proclamaban el modelo revolucionario social dentro del tercer mundo, mientras suprimían a los residentes culturales, es por eso, que las huellas generadas en las vicitimas de todos estos conflictos belicos son dificiles de borrar, pues todo comienza un rpoceso en donde es necesario, que desde el mutuo apoyo tanto del Estado, como de ciudadano comun, se vea reflejado en los buenos actos, en las alternativas de solucionar los conflictos internos y remediar por una ayuda u otra, los efectos de la postguerra, que son mas dolorosas que la misma guerra.

CIBERGRAFIA.
https://elpais.com/diario/2008/07/09/opinion/1215554405_850215.html
https://sociedadcontemporanea.wordpress.com/efectos-de-la-posguerra-y-la-globalizacion/
http://geopoliticaycom.blogspot.com.co/2009/03/ensayo-sobre-los-cambios-culturales-y.html