Reseña: Okja

©Okja,2017 - Netflix
Por Alejandro Badillo Rodríguez

Síntesis de la película

Okja es una película surcoreana dirigida por el director Bong Joon-ho en colaboración con Jon Ronson. La cinta versa sobre Mija, una joven que vive en una montaña remota en Gangwon, quien se embarca en un arriesgado viaje a Nueva York para rescatar a su mejor amiga, un animal gigante llamado Okja, de las manos de Mirando Corporation, una multinacional que ambiciona ser el máximo productor de carne.

La historia desarrolla tres importantes visiones, primero la relación de amistad entre un animal sintiente alterado genéticamente y su criadora quien funge como su amiga, segundo el funcionamiento de la multinacional mirando haciendo un especial énfasis en la dirección y gerencia de la compañía y tercero el activismo de un grupo de defensores de los derechos de los animales.

Al final la película muestra de manera descarnada el negocio de la producción de carne para el consumo humano pasando por encima sobre los derechos de los animales y sobre el bienestar de las personas, estableciendo como máximo valor ético el interés meramente de utilidad económica, con humor ligero la película mediante la sátira critica la industria de la comida, así como el marketing que la promociona.

Los símbolos presentes en Okja

Haciendo un análisis del filme se encuentran en mi opinión multiplicidad de escenas que tienen una representación mayor a la plasmada en la película, debo advertir que la lectura a la simbología de Okja obedece a un juicio meramente personal.

Mencionado lo anterior enunciare los momentos más representativos que tienen una estrecha cercanía con el derecho ambiental, así como la urgente protección de bienes fundamentales frente a un mercado capitalista salvaje. Para ello seguiré el siguiente itinerario: planteare las formas en que reacciona las multinacionales ante las demandas sociales, su estrategia de marketing, también se expondrá la simbología que representa la inteligencia en seres sintientes, se revisará el paralelo entre el campesinado y la actividad industrializada, por último, se revisará el activismo frente al mercado de consumo.

Las dos caras de Jano en la dirección y gerencia de las multinacionales

a película con un acertado humor nos presenta las estrategias de la gerencia de la industria a gran escala de alimentos, producto de alteraciones genéticas para aumentar la producción y así generar mayores ingresos. Múltiples símbolos representan la estrategia de marketing, así como la explotación de la naturaliza sin ningún reparo moral. Esto se representa en la escena en que la gerente se cuestiona porque siendo el producto resultado de la carne de cerdo alterado genéticamente no se le puede decir a la opinión publica el origen de los alimentos, su cuestionamiento es una crítica a la doble moral de la trasnacional que se presenta como una compañía amigable al medio ambiente, cuando en su forma de procesamiento lo erosiona sin ningún tipo de remordimiento.

Otro símbolo, es la representación de la doble moral con la existencia de gemelas quienes fungen como gerentes de la empresa, una mostrándose cálida y carismática consciente de la necesidad de no afectar la naturaleza y de reducir impactos medio ambientales, discurso que se queda en el exterior, pues promulga de manera traslapada el consumo de alimentos transgénicos, la otra cara la representa una gemela oscura y cínica, quien de manera directa y descarnada toma decisiones corporativas desechando el discurso de responsabilidad social corporativa, renunciando a estas prácticas para asumir una visión directa de construir dinero sin importar los juicios morales que le cuestione la sociedad.

Otro símbolo que demuestra la dualidad y contradicción entre posturas presentes en la misma dirección de la empresa, es la representación de su imagen corporativa de un ambientalista defensor de los animales, que en el transcurrir de la película este mismo defensor, tortura al super cerdo para probar su carne.

La doble cara de Jano se hace presente en la proyección para hacer una mordaz critica al mercado alimenticio, no solo del marketing que usan sino de los usuarios de estos productos que juegan con sus necesidades o expectativas, basta con mencionar que cuando cae la fachada de la empresa con responsabilidad social, es suficiente con bajar los precios y una expresión de la gerente de mencionar que si el producto se baja el precio este se venderá, sin importar si lo que se vende es altamente cuestionable.

La inteligencia presente en los seres sintientes

En la película objeto de análisis, el personaje principal, OKJA es un super cerdo que demuestra una personalidad, ingenio, sensibilidad e incluso una sofisticada racionalización, esto en razón a que la puesta en escena plantea que existe una relación familiar entre el animal y su cuidadora, al punto que el super cerdo al comienzo de la película demuestra su inteligencia al salvar a su cuidadora de un abismo.

Otro punto interesante es la representación de la capacidad de entendimiento entre Okja y la cuidadora, pues en varios apartes se presenta que ellas eran capaces de comunicarse, esta representación se ve en los susurros que la cuidadora le hacia Okja, así como en la escena final es Okja quien susurra a su cuidadora amiga.

Esta representación, genera que el espectador asuma la posibilidad en una comunicación asertiva entre un animal sintiente y una persona.

Otro símbolo de la existencia de un animal sintiente se concreta cuando Okja se reencuentra con su cuidadora, pero el super cerdo ha sido sometido a tratos crueles, mutilación, violación e incluso ha sido drogada, por lo que su comportamiento es iracundo y solo logra encontrar calma cuando reconoce a su amiga.

En la película se recrea un animal sintiente, sin embargo, esto no se distancia de la realidad, ¿pues acaso las vacas, pollos o los cerdos no son seres sintientes?

Esta comparación es lo que generan un verdadero malestar para quienes fuimos espectadores de la película, pues, aunque finaliza el filme, la realidad es que no hay una conciencia sobre el trato que se le da a los animales que servirán de alimento para la humanidad.

El supuesto nivel supremo dentro de la jerarquía animal que goza los humanos, ha hecho que olvidemos la relación equilibrada entre el medio el hombre y los animales.

La industrialización capitalista ha reducido los planteamientos racionales que incentivan el cuidado de la naturaleza.

Nótese, que el sistema productivo agropecuario es ineficiente ambientalmente, ya que es el máximo generador de emisiones de carbono, genera deforestación y afecta las tierras que sirven de alimento de la ganadería extensiva.

El campesinado el mundo de lo rural versus la industrialización

La película muestra una intencionalidad y es recordarnos las potencialidades de lo rural, que las cosas buenas de la vida se encuentran en el campesinado y en sus prácticas simples pero nobles, la representación de esto se concreta cuando al inicio de la película los personajes principales gozan de una vida apacible y llena de bienestar, igual ocurre en la escena final, que devela que el mejor lugar es el retorno a la granja alejado de toda civilidad.

La intencionalidad de la película es mostrar un mundo industrializado, Corea del sur, estados unidos, son recreados en la película, incluso varias de las escenas se filmaron en Seúl y new york, lo curioso es que en ambas escenas se mostró al animal perseguido, y maltratado.

El activismo en contra del consumo industrializado

A mi juicio Okja, aunque con humor presenta como funciona la industria de los alimentos, la película más que comedia es un drama que se ve aligerado por la simbología del activismo en contra del consumo industrializado, este activismo es tal vez la verdadera apuesta por el director, es la ficción dentro de la realidad, incluso más irreal que el propio super cerdo, pues supone que existe gente incansable, rebeldes en pro de la defensa ambiental dispuestos a todo por su causa.

Esta representación es la parte más agradable de la película, pues es la esperanza latente aun en la sociedad que los verdaderos agentes de cambio es la sociedad misma.

A criterio personal pienso que hubo intencionalidad por parte del director de mostrar un grupo de activistas de animales heterogéneo y multicultural, donde todos nos pudiésemos sentir identificados.

Conclusión

La película es una inteligente critica a la industrialización y la deshumanización de las relaciones comerciales, pone de manifiesto que impera sobre la humanidad, la naturaleza los animales, el deseo de poder económico cimentado en el consumismo.