Reseña: La ola (Die Welle 2008) ~ Dennis Gansel

Designed for Atlantic Film by Mårten Kellerman, based on a previous design. © Rat Pack Filmproduktion
Por Carol Andrea Leyva Hernández

Los sistemas políticos son el resultado de las relaciones de poder, tanto políticas, económicas y sociales; acogidas por una sociedad determinada. Al transcurrir el tiempo en cada parte del mundo, se han visto marcados por el abuso del poder, la manipulación del pueblo, mecanismos de esclavitud, la guerra, el reclutamiento de menores en la guerra, la represión, la pobreza, la desigualdad, y poder de las masas.

El Totalitarismo es un régimen político con la autoridad única y exclusiva de un partido político. Es la forma más drástica de control estatal, y va mucho más allá de los mecanismos de control implementados por dictaduras, gobiernos militares, y gobiernos autoritarios.

Los principales factores que caracterizan a un Régimen Totalitario son: La existencia de una ideología oficial que es vista como incontrovertible, un solo partido político dirige a la nación, la estructura gubernamental es establecida por el partido, la existencia de un grupo armado o policía secreta leal a los intereses del partido, los medios de comunicación son altamente restringidos cuyo propósito principal es indoctrinar a la población civil, el Estado tiene el monopolio sobre el poder de coerción. Y la economía nacional es controlada y dirigida por el partido. Los aspectos negativos son la falta de libertad de expresión, libertad de información, libertad de educación, libertades politicas y libertades economicas.

Teniendo en cuenta estos puntos clave, es posible identificar los ejemplos claros de lo que constituye un régimen totalitario: Alemania durante el reino del Nazismo, Y la Unión Soviética durante el reino Estalinista. En ambos casos, un solo partido político dominó imponiendo su ideología política y excluyendo cualquier otra. Tanto Alemania Nazi como la Unión Soviética Estalinista contaban con una maquinaria política gigante conformada por simpatizantes de todo tipo, desde ciudadanos comunes a miembros de la policía secreta y miembros de la comunidad científica. La ideología oficial era impartida por todos los medios, y la población crecía para ser indoctrinada.

Al estar bajo un regimen totalitarista la sociedad esta bajo el dominio de una dictadura, como se observa en la película La Ola. Rainer Wenger, utiliza una estrategia para llamar la atención en sus estudiantes estudiantes, pero resulto en un fascismo moderno, como un único refugio. Lo irónico de esta situación es el hecho de que Rainer Wenger, el ídolo y Führer tenía los mismos principios anárquicos que los atacados. También se observa la eliminación de las personas que no comparten o difieren de este pensamiento. Y en el caso de las sociedades militarizadas, son representadas por los estudiantes, quienes imponen la ideología del grupo por la fuerza a todos aquellos que no hacen parte de la clase y finalmente se observa que o haces parte de la Ola o estas en contra de ella, una mentalidad de rebaño.

Otro ejemplo claro se observa en la película El último rey de Escocia, en la cual se muestra a Idi Amín, un dictador que tenía a toda Uganda bajo un terrorismo de estado. Todo el pueblo temía a su gobernante. Las personas tenían miedo de no simpatizar a su gobernante y que por esa razón terminen desaparecidos o muertos y mutilados. Desafortunadamente llevo a su pueblo a una crisis económica abrumadora al expulsar la inversión extranjera.

Basado en estos ejemplos, resulta claro que el fenómeno del totalitarianismo se puede dar bajo gobiernos de ideología de izquierda tanto como de derecha. En adición, aunque la adopción de un modelo totalitario es el resultado de un cambio revolucionario, este no es necesariamente impuesto como resultado de una revolución. El caso de Alemania, en el que los Nazis llegaron al poder por medios democráticos, demuestra claramente esta aserción. El Autoritarismo se basa en limitar las libertades personales, es gobernado por un grupo o elite que recurre a la represión para mantenerse en el poder. Sin embargo, a diferencia de un régimen totalitario, no existe un mayor interés por penetrar en la vida cotidiana de cada persona, tiende a ser más conservador y a darle mayor importancia al orden cívico. La implementación de un régimen autoritario puede manifestarse en la forma de tiranía, monarquía, gobiernos militares, o gobiernos en que un solo partido político está al mando.

Los principales factores que caracterizan a un régimen autoritario son: Culto de personalidad hacia un líder carismático, ausencia de una ideología oficial, o si existe alguna ideología, tiende a ser basada en las convicciones personales del líder, fuerte presencia militar, apariencia de acato al constitucionalismo. La constitución deja de ser un instrumento de limitación a los excesos del poder y se convierte en un vehículo de control a la población civil, dominio político de un partido en particular, participación popular controlada, apoyo selectivo a grupos de interés, siempre y cuando estos beneficien o colaboren con las aspiraciones del régimen. Y la implementación de políticas de liberalismo económico.

Teniendo en cuenta lo anterior se observa en la película No, El caso de Chile durante el régimen de Augusto Pinochet reúne varias de las características anteriores. Poco después de asumir el poder, Pinochet se convirtió en la figura central del gobierno, prometiendo salvar a Chile del caos en el que había sucumbido. La política del nuevo régimen era de carácter antirrevolucionario, y se concentraba más en restaurar el orden. La participación popular se vio altamente limitada durante su régimen, y en algunos casos, fue reprimida por el ejercito. En la película se evidencia el proceso que se llevó a cabo con el referendo para derrocar del poder a Pinochet, en el cual los opositores a partir de la publicidad al servicio de una buena causa, con mensajes políticos y sociales lograron convencer a la mayoría para votar por el no y poder hacer un cambio de su sistema político.

Precisamente por su tendencia a implementar políticas económicas liberales, durante muchos años, la política exterior de Estados Unidos fue brindarle apoyo a estos países, de tal manera que por medio del comercio se fortalecieran ambas partes. Así, durante un tiempo se llegó a asociar el crecimiento económico con el autoritarianismo, pero en algunos casos, solo lograron llevar a las economías a un punto de crisis y desigualdad.

En conclusión los sistemas políticos que se han establecido en diferentes partes del mundo han dejado precedentes ideológicos y represivos: las principales diferencias entre el autoritarismo del totalitarismo es el hecho de que son de menor carácter represivo e ideológico, pero al mismo tiempo han poseído y han utilizado todos los elementos propios del totalitarismo. Tambien que la dictadura es una forma de gobierno mientras que el Estado Totalitario es una forma de Estado.