El totalitarismo y los derechos humanos. Reseña: La ola (Die Welle 2008) ~ Dennis Gansel

Dennis Gansel - Österreichpremiere von 'Wir sind die Nacht' (User:Tsui/images03)
EL TOTALITARISMO Y LOS DERECHOS HUMANOS


Por Luisa Fernanda Fernandez F.

Los ciudadanos del mundo siempre han perseguido la protección de sus derechos y para hacerlo posible se han atrevido a entrar en manifestaciones, protestas e incluso en guerra, Algunas personas utilizan su forma de expresión artística para demostrar su insatisfacción y a la vez hacer un llamado para generar un cambio. Una de las formas de gobierno que atentan contra los derechos humanos es el totalitarismo, en contraposición a la democracia que, aunque no siempre lo logra y no es perfecta, en su ideología y mecanismos propende por la protección de los mismos.

El totalitarismo significa replegamiento del poder total sobre la totalidad social mediante la compartimentación del todo a partir del centro que dispone de ese poder total. Significa pues, concentración de todos los poderes políticos ejecutivo, legislativo, judicial, administrativo, políticos militares, religiosos, a manos del dueño del Estado en todos los sectores de la sociedad.

El totalitarismo es un sistema político único de masas, dirigido por un líder usualmente carismático que aspira al control total de un estado, la manipulación es evidentemente ideológica, la desobediencia es reprimida y perseguida de manera ejemplar y contundente, y se cree que el eje de un Estado no está en el individuo sino en el Estado.

La clave del totalitarismo radica en los partidos únicos, monopolizantes de ideologías donde existe una disciplina férrea y se crea un sistema de comisariado político encargado de velar por el cumplimiento de las consignas superiores y la total obediencia a la cúpula del poder.

Los regímenes totalitarios se diferencian de los autocráticos porque son dirigidos por un partido político que se comporta como un partido único que se funde con las instituciones del Estado, estos poderes por lo general exaltan la figura de una persona que tiene un poder ilimitado que alcanza todos los ámbitos con una autoridad jerarquizada de manera vertical. Impulsa un movimiento de masas con el propósito de formar una sociedad perfecta y hacen uso de la propaganda y control social, como represión y la política secreta.

Se dan varias formas de totalitarismo : nazismo, fascismo y stalinismo que, a pesar de tener bases ideológicas diferentes, todos tienen en común que reaccionan contra la democracia, ya que consideran que esta forma de gobierno es incapaz de resolver los problemas sociales y económicos que dejan las guerras mundiales.

En la película La Ola, Dennis Gansel nos muestra como un profesor, con un experimento en la semana de proyectos de un colegio, explica el funcionamiento del totalitarismo como forma de gobierno. En unos días se muestra como unas ideas inocentes se van convirtiendo lentamente en un movimiento real con un pensamiento colectivo que empieza a aislar a sus integrantes, mover masas y discriminar a aquellos que no pertenezcan a él. El movimiento por su conflicto, termina en violencia y La Ola termina en descontrol y tragedia. El totalitarismo, explicado en su esencia en esta película, muestra el pensamiento colectivo que mueve masas y las ideologías que superan al individuo y pasan por alto suis derechos.

El fascismo empieza de una manera sutil, en una propaganda que se va acentuando poco a poco en la ideología de los individuos de su Estado hasta llegar al máximo esplendor de su representación. Como lo muestra Federico Fellini en la película “Yo me Acuerdo”, en la que el escritor y director, representa los recuerdos de su infancia durante la Italia fascista. En la película Fellini muestra de una manera satírica la realidad de la época, el salvajismo y la barbarie que vivieron en escenas como la fogata primaveral que pudiera representar la quema de libros que propiciaron los fascistas con el fin de extinguir dentro de sus Estados cualquier pensamiento o dogma que no pertenecía a la ideología fascista. Ya que el fascismo necesita preservar sus dogmas y borrar cualquier otra ideología, la manera más fácil, quemar los libros y toda la literatura que permitan sea una forma diferente de pensar. Otra representación que hace Fellini de las prácticas fascistas, es el exterminio de razas “inferiores” en holocaustos, Fellini lo representa en su película, a través de bloques de hielo por donde las personas caminan como si nada pasara. Y otra de las escenas que causa un gran impacto en la película es aquella donde aparece un pavo real en pleno invierno y todos salen a admirarlo como lo más grande, escena que invita a pensar que a pesar de estar en la época más cruda los individuos de un Estado fascista admiran el poder y la grandeza de sus dirigentes y olvidan las carencias y la barbarie en la que viven.

Por otra parte el stalinismo, implantado por Stalin se basó en aplicación de terror generalizado contra todos sus enemigos, es decir, los campesinos contrarios a la colectivización o cualquier persona “Socialmente peligrosa”. Una característica específica es la importancia de la represión dentro del propio partido comunista, el partido se convirtió en un instrumento dócil a la voluntad del dictador mediante purgas que se dieron por oposiciones al líder. La represión no solo afectó a los miembros del partido, la sociedad soviética sufrió las consecuencias del estalinismo ya que fueron arrestadas más de un millón setecientas mil personas y más de setecientas mil fueron asesinadas por considerarlas una amenaza al régimen.El estalinismo se instituyó en un culto a la personalidad del líder Stalin.

El nazismo por su parte se dio en su máxima expresión en Alemania con su líder Adolf Hitler, empezó con su grandes habilidades en oratoria y su talento discursivo que rápidamente lo enviaron a la victoria, estas grandes dotes para mover masas hicieron que ganara muchos adeptos y aliados que creyeron que era su salvación, ya que Alemania atravesaba por un momento económico y social muy difícil después de la primera guerra mundial. Una vez en el poder, Hitler manejó las masas con su propaganda nazi, abolió el Parlamento e implantó el nazismo, pero el nazismo antes de estar instaurado en el estado, estaba implantado en las mentes y la ideología de la mayoría de los alemanes. Los principios de su corriente afirmaban la superioridad de la raza aria, la oposición al cristianismo y los judíos e imponía un gobierno dictador, la economía en su totalidad quedó bajo el poder del Estado. Se creó un nacionalismo exagerado y la acentuación del totalitarismo.

Como se ve en la película El Gran Dictador de Charles Chaplin, donde el actor satiriza y se mofa de las ambiciones totalitarias de los fascismos europeos y termina su película con un discurso el cual es un llamado a favor de la democracia, las libertades, y la hermandad entre los pueblos. Todo lo contrario a la forma de gobierno que vivió Alemania y otras naciones europeas durante la segunda guerra mundial.

Aprovechando este discurso entramos en la importancia de salvaguardar los derechos humanos dentro de cada Estado, sea cual fuere su forma de gobierno lo fundamental es el respeto a cada individuo y la protección de sus derecho y deberes.

Tal vez una de las formas de gobierno que más protege los derechos humanos sea la democracia, y digo tal vez porque dentro de los estados que la ejercen se han presentado casos de que atentan contra los mismos, pero no me voy a detener en este análisis sino únicamente en el aspecto positivo que permite la protección de los estos derechos.

El concepto Democracia tiene sus bases en el antiguo griego que se forma de combinar las palabras demos, que significa o traduce “pueblo” y kratos “ que se traduce “poder” y “gobierno”. La democracia es una forma de gobierno en la que se plantea que el poder político es ejercido por los individuos pertenecientes a una misma comunidad política, es decir a los ciudadanos de una nación. La preocupación central de una democracia es garantizar que todos los miembros de la sociedad tengan una posibilidad real e igual de participar en las decisiones colectivas.

En la actualidad la mayoría de países del mundo adhieren a la democracia como forma de gobierno por considerar que es la forma de organización social y política que brinda las garantías necesarias para incentivar los principios planteados por la Revolución Francesa en 1789:

Igualdad: Todos los hombres son iguales ante la ley sin importar su color de piel, sexo, religión o condición social.

Libertad: todos los ciudadanos pueden hacer aquello que no les prohíba la ley.

Representatividad: los ciudadanos tienen derecho a elegir y ser elegidos, el voto es el mecanismo que permite la representación de todos los ciudadanos en cabeza de unos pocos para que se puedan hacer cargo del gobierno.

En la actualidad, cuando se habla de democracia, suele hacerse referencia a su variante “representativa”, en la que el pueblo elige a sus gobernantes a través de sufragio y por un periodo de tiempo limitado. También hay otro tipo de democracia que es la “directa” en donde cada ciudadano puede participar y no existen representantes. Y la otra forma es la “participativa” donde el pueblo, como su nombre los indica, tiene participación en varios aspectos como la aplicación de leyes, debates nacionales, implementación de nuevos marcos legales, entre otros.

Como vemos dentro de la democracia se incluye al pueblo, a todos los ciudadanos para gobernar, se intenta que el gobierno, las oportunidades se encuentren en lo posible al alcance de todos, no existe discriminación ni razas superiores o inferiores, pero en el totalitarismo vemos una filosofía política que valora a la persona como un fin en sí misma y que ponen a la raza, el Estado, la revolución, el partido y todos sus elementos por encima del individuo, con el propósito de legitimar sus sumisión al colectivo y lo sacrifica en aras de la realización de una utopía que se vuelve salvaje y sangrienta muy lejos de los derechos humanos.