Ensayo: Derechos humanos en el cine jurídico

Afghanistan Human Rights Film Festival Bamiyan Screenings © Cacakabul
Afghanistan Human Rights Film Festival Bamiyan Screenings © Cacakabul

LILIANA SOLER HERNANDEZ

Los derechos humanos (D.D.H.H.) son definidos como las garantías que tienen los seres humanos por el simple hecho de ser eso: seres humanos; son aquellas características y atributos de las personas que no pueden ser vulnerados o dañados, no siendo posible atentar tanto contra la integridad física como psíquica de las personas, del mismo modo, no es posible atentar contra su dignidad y su libertad.

En la película un país sin mujeres se observa una sociedad que se caracteriza por prevalecer el sexo masculino y en este diario vivir sin mujeres la población de hombres deben asumir algunos padrones propios del sexo femenino, como tareas de cocina, cuidado del hogar, así como relaciones homosexuales, nos muestra una familia típica donde vive el padre con sus hijos y su criado, en su desarrollo se presenta la existencia de una mujer la cual es obligada (vendida) por su padre para casarse, lo inimaginables es que fuera con todos los miembros de la familia ,siento maltratada y ultrajada llevándola finalmente por su depravación a la muerte.

En la actualidad las mujeres han evolucionado de una manera importante, ya han logrado estudiar hasta ser profesionales, realizan labores iguales a las de los hombres, inclusive en las fuerzas militares, en el gobierno y desde luego que ya aspiran a ser presidentes; también existen grupos que protegen los derechos humanos de las mujeres e instituciones que desean proteger a la mujer.

Los derechos humanos surgen a partir de la propia naturaleza humana, debiendo ser aplicados a todos por igual, sin posibilidad alguna de discriminación, son universales, por lo que son aplicados a todas las personas del mundo por igual, también son derechos inalienables, en otras palabras, se trata de derechos que no se pueden perder o quitar, porque provienen de la naturaleza humana, por último, los derechos humanos son inviolables, lo que impide que éstos se puedan transgredir, de este modo, a cualquier persona que no se le respeten sus derechos tiene plena libertad de exigirlo, recibiendo una compensación en torno a los daños causados. Algunas culturas presentan situaciones cotidianas que permiten el abuso sin llegar a contemplarse como dañinas siendo para estas determinadas sociedades normales, siendo claramente abusos a los derechos humano.

Los derechos humanos, a fin de facilitar su aplicación, respeto y comprensión, son divididos en dos: los derechos civiles y políticos, por una parte, y los derechos económicos, sociales y culturales, por otra. Los primeros, incluyen dentro de sí el derecho a la vida, y por ende, a la integridad física. Incluye también el derecho a la libertad de expresión, a la igualdad ante la ley y a la solicitud de protección. Los derechos económicos, sociales y culturales son aquellos relativos al trabajo digno, la salud, la educación y la propiedad.

En la temática abordada por la película Beasts of No Nation, observamos el trasfondo jurídico-internacional, tomando en cuenta el contexto socio-político en el que se desarrolla su trama. De este modo, debatimos ampliamente sobre la aplicabilidad del Derecho Internacional Humanitario (“DIH”) y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos (“DDHH”), siendo éstas las ramas del derecho internacional que regulan la problemática de los niños soldados.

En primera instancia se observa un conflicto armado interno, conforme a lo establecido en los Convenios de Ginebra de 1949 y su Protocolo Adicional No. II., el segundo problema observado es la edad permitida para el reclutamiento de niños por parte de grupos armados y de fuerzas armadas en el marco de un problema armado interno y en este sentido, se debe analizar las disposiciones al respecto contenidas en el Protocolo Potestativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados y en el Protocolo Adicional II, para lo cual se evidencia que en ambos se determinan edades distintas.

Por otra parte es importante destacar que las edades observadas en el conflicto armado en su mayoría es de niños demasiado pequeños lo cual no es aprobado por el Derecho Internacional del Trabajo, siendo un flagelo observado en múltiples países.

En la película la tumba de las luciérnagas en Japón en el verano de 1945, durante los bombardeos estadounidenses quedan huérfanos de madre Seita un adolescente de 14 años y su hermana Setsuko de solo 5, los cuales deben sobrevivir en la ciudad de Kobe, y después de la partida de su padre (un almirante de la marina imperial japonesa), la única opción que les queda es irse a vivir con su tía o vivir por sí mismos.

La unión de los hermanos, sabiendo que solo se tienen el uno al otro, enfrentándose al drama de odio y humillación, hacen que el amor y el instinto de protección sean una inspiración para los niños que viven esta situación; sin embargo, y con toda seguridad es la más dura realidad que se ve en los diferentes países con este tipo de conflicto, donde niños mueren de hambre desprotegidos por el estado en algunos casos y en otros por el miedo a ser separados prefieren vivir esta dura situación.

CONCLUSIÓN:

El Derecho está presente en el cine con incontables películas de calidad reconocida, cuyos argumentos nos contextualizan de las diferentes situaciones a las cuales nos veremos expuestos en nuestras vidas profesionales, llamándonos a trabajar duro para que las leyes sean aplicadas siempre buscando la protección de los derechos humanos, buscando la igualdad sin jerarquía y evitando la discriminación, ya que todos tenemos derecho a una vida digna.