Historia de las ideas políticas

Resultados del plebiscito sobre el acuerdo de paz con las FARC por municipios. Verdes=SI - Rojos=NO.
Resultados del plebiscito sobre el acuerdo de paz con las FARC por municipios. Verdes=SI - Rojos=NO.

XIOMARA SEPÚLVEDA

¿Está de acuerdo con que se refrende vía congreso los acuerdos de paz entre las farc ep y gobierno?

SI, estoy de acuerdo con que se refrende vía congreso los acuerdos de Paz entre las farc y el gobierno.

Como fundamento somos una Democracia participativa, el pueblo está representado en el Congreso a través de sus Parlamentarios, es viable, así se supone que estamos desconociendo la voluntad del pueblo, pero cuál es el problema?

Hemos visto durante años discusiones políticas, ideológicas y de toda índole, que han generado diversidad de postulados y mecanismos por diversos gobernantes de turno, pero que no lograron nada en concreto.

El pasado 02 de octubre fue rechazado el texto original en la votación del NO, propuesto para el pueblo a través del plebiscito, convocado por el Presidente, Permitió que los ciudadanos aceptaran o rechazaran esos acuerdos. La respuesta a este fue negativa, partiendo de ahí y ante dicha negativa, buscando la manera de legitimar los acuerdos, se busca la legitimación a través del constituyente secundario, es decir el congreso.

Partiendo de la teoría de Habermas, utiliza a la pragmática como una herramienta reconstructiva de la forma en la que intuitivamente aprendemos a hacer uso del lenguaje para comunicarnos, de esta forma no hubo consenso del pueblo en la votación del plebiscito, tal vez por el desconocimiento del pueblo sobre el texto en profundidad y como respuesta a las distintas posiciones que escucharon previamente a la votación, el pueblo no entiende el alcance de esos acuerdos de paz, todo lo que conlleva el acuerdo y lo que el Estado mismo no ha podido invertir en proyectos sociales.

En la práctica cotidiana los argumentos expuestos en los acuerdos de Paz, seguramente no exponen lo mejor y más concordante a lo que cada partido cree ser lo más correcto y que finalice con años de conflicto y solucione dicho conflicto en sí, pero no tenemos un conocimiento y análisis comunicativo,

El llamado “consenso” del que trata la Teoría de la Acción Comunicativa, es el producto, de como bien lo indicó el jefe de las negociaciones del gobierno Humberto De la Calle “no de la declinación de sus creencias y principios” sino de un ejercicio práctico, edificante, difícil, que exigió el uso de la “razón trascendental” para que, lidiando con los egos, vanidades, terquedades, creencias, mentiras, cinismo y todo lo bueno y lo malo que como humanos somos y exponemos en la puja de poderes, se pactara un acuerdo con un opositor.

Para Habermas la política se convierte en algo público, en social, en conciencia ciudadana ética y política que se entrecruzan, entendiendo la voluntad del ciudadano, tiene en cuenta todas las personas de grupos pequeños para que sean contemplados en las instituciones y que el catalizador de las opiniones públicas debe hacerlas el Estado.

Habermas utiliza a la pragmática como una herramienta reconstructiva de la forma en la que intuitivamente aprendemos a hacer uso del lenguaje para comunicarnos, en la práctica cotidiana los argumentos expuestos en los acuerdos de Paz, seguramente no exponen los mejor y más concordante a lo que cada partido cree ser lo más correcto y que finalice con años de conflicto, pero el pueblo cansado de la violencia exige que solucione el conflicto en sí, pero no tenemos un conocimiento y análisis comunicativo, por ello se hace tan importante la refrendación.

Habermas en nuestra democracia, la vería como indirecta desde el punto en que se escogen nuestros jueces y fiscales, aunque la Constitución dice que es Democracia directa. Los modelos de su teoría se basan en la legitimidad, validez y la facticidad.

La tensión generada por muchos sectores políticos, ha sido una batalla, pero aun así se hace necesaria la refrendación para que los acuerdos tengan un carácter vinculante, una viabilidad jurídica y una legitimidad popular, y como Constitución es norma de normas, basado en el Art. 3 soporte y validez que se puede hacer con referencia a la soberanía del pueblo,y como le da paso al constituyente secundario para legitimar el tema de la representación por parte de los congresistas.

La figura del Estado social del Derecho que respalda y por el esquema de democracia participativa propicia, nos lleva a pensar la refrendación de los acuerdos, debe primar el interés que proteja a la sociedad en general.

Al hablar de Legalidad de los acuerdos son fundamentales, ya que es hacer el ejercicio de aceptar, o refrendar, explicar el régimen o nuestra democracia y así que sea aceptado por la sociedad. La legalidad se formula sobre acuerdos políticos entre el Gobierno legítimo y los actores armados, este conflicto que perdura por décadas, con este acuerdo se resuelve, es fundamental que luego de años de negociación, la firma y la refrendación por el congreso de la República de Colombia le de la fuerza política como órgano legislativo que representa al pueblo, es la muestra de que estamos en el camino correcto y en el marco legal permitido y adecuado.

La refrendación permite que el proceso iniciado en las urnas a través del plebiscito se determine para la solución a años de guerra, que han dejado desolación, miseria para los que la han vivido y sin tierras a muchos colombianos en condiciones de víctimas del mismo conflicto.

Hemos sido testigos de un proceso de negociación largo, con sus crisis, sus ires y venires, con reveses, con avances, con iras y sorpresas. Uno rápido como se pretendía no habría tenido, al menos para mí, tanta credibilidad. La realidad nos dicta lo difícil que es ponerse de acuerdo con un contradictor, es casi una misión imposible y resistir cuatro años, es la muestra de la buena voluntad de las partes, de la decisión de cada una de ellas, pero fundamentalmente es la constancia de dicha dificultad.

Es claro que no se negociaba la paz, sino el fin del conflicto armado en Colombia, lo que nos indica que la tarea apenas comienza. El acuerdo es un hecho político que abraza la democracia y renuncia a las otras formas de lucha. Es el triunfo de la razón sobre los deseos. Es el ejercicio práctico de la razón (kant), que como Habermas nos dio en teoría, apela a la capacidad del hombre para trascender sus instintos, su conocimiento práctico, instrumental e ideológico y muestra la superioridad racional del hombre.

La teoría de Habermas queda en nuestro presente traducido en que se firmó sin precedente alguno el acuerdo entre las Farc y el gobierno.

Ahora refrendado y se debe cumplir dichos acuerdos. Lo primero, como la posibilidad de legitimar el consenso.

Comienza el jueves 01 de diciembre el día D, Es un reto ambicioso si se quiere una práctica de todos de la razón, aunque es más probable que sean las emociones las que movilicen las intenciones, ojalá no. Lo segundo, es aún más difícil, porque nada habrá valido la pena si el consenso es de papel, si nada de lo pactado se pone en práctica. Habermas no tendría su ejemplo para la Teoría de la Acción Comunicativa, porque aunque ponerse de acuerdo es difícil, actuar consecuentemente, lo es más.

Se espera que todo lo pactado en los acuerdos se cumpla para que el país al fin logre la tan anhelada paz, que servirá para que los sectores afectados por fin tengan una posibilidad de inclusión social, con sus derechos restablecidos y garantías de igualdad y equidad.

Habermas si se acerca a través de su teoría de comunicación, a que debe incluirse a los más desfavorecidos, con mecanismos garantes en este caso el congreso como órgano legítimo.

El ejercicio de refrendación, tendrá aceptación en la medida que sea válido, con su cumplimiento y eficaz, cuando los colombianos veamos reflejado en el desarme y cumplimiento de los acuerdos que fue efectivo y legitimo todo el proceso de la Refrendación.

Jubilo para Colombia que ya desarmados y que apostando por la paz, Colombia gana.

El acuerdo entre el gobierno y las farc coincide plenamente con los objetivos previstos en el preámbulo y el Art 22 de la constitución política.

Queda así propuesto en la firma de la refrendación de los acuerdos; que de conformidad con el Art. 252 de la Ley 5 de 1992, el Senado de la República se ha declarado satisfecho con las explicaciones ofrecidas por los voceros del gobierno nacional.

En ejercicio del Art. 248 de la ley 5 de 1992, el Senado de la república adopta la decisión política de refrendar el acuerdo final para la terminación del conflicto y la terminación de una Paz estable y duradera suscrito por el gobierno nacional y las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia- Ejercito del pueblo- el día 24 de noviembre de 2016 y el 25 de noviembre por la cámara de representantes.

Con lo anterior y de conformidad con el Art 51 de la ley 5 de 1992, el Senado recabe del gobierno la cooperación de los organismos de la organización pública para la implementación del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción estable y duradera.

Lo que sigue luego de la Refrendación es, hacer sub comisiones, que la corte constitucional decida sobre el acto legislativo especial y el Fast Track, con el cual se podrán acordar los tiempos que el legislativo requiere para adelantar las reformas legales.

Se radicarán en próximas semanas iniciativas como la Ley de amnistía.

Habermas en su teoría en este caso presente dela Refrendación de los acuerdos de paz, se llega al consenso por medio del legislativo, el congreso de la república.