Un conflicto un desplazamiento

Asistencia humanitaria a desplazados en Colombia - Dominio Publico
Asistencia humanitaria a desplazados en Colombia - Dominio Publico

JORGE HUMBERTO BARRAGÁN SUAREZ

El conflicto armado es un evento potencialmente traumático para las personas expuestas independientemente de su raza, genero y nivel socio económico, sus efectos pueden ser diversos y depende de innumerables factores que los hacen diferenciales frente a una sociedad.

Al principio de la década de los sesenta, los enfrentamientos de grupos ilegales contra el estado originaron los llamados conflictos armados, surgiendo diversas manifestaciones de violencia, y por sus consecuencias el desplazamiento forzado, lo cual conlleva un cambio en lo social y cultural de una población, etnia o grupo familiar.

Razonar sobre el conflicto armado en Colombia, es pensar en eventos de más de cincuenta (50) años, entre negociaciones, construcciones o diálogos de paz, y la búsqueda de prosperidad para una nación, pero a medida que pasa el tiempo el conflicto fue aumentando y nuevos actores fluyeron como: el narcotráfico, paramilitarismo, la delincuencia común, pobreza y desempleo, quienes han llevado a dilataciones en la consecución de una verdadera construcción de paz, estos factores han generado inmensos problemas sociales, económicos, políticos y culturales donde las diferentes comunidades y tal vez las menos favorecidas se vieron afectadas directa e indirectamente.

El desplazamiento de campesinos de sus tierras, raíces y familias han provocado una de las mayores crisis sociales y humanitarias. Sociólogos y Psicólogos establecen que el hecho de separar a los campesinos de sus raíces y sus costumbres hacen que pierdan su idiosincrasia y llegue la desa-cultorización, afectando seriamente la reconstrucción de la sociedad, la cual por el conflicto pierde sus tradiciones, y se ve obligada en aprender a sobrevivir frente a una nueva situación de despojo la cual tardara muchos años en recuperar su estado normal. La aparición de grupos armados al margen de la ley han asumido la mayor responsabilidad en abusos a los derechos humanos y a la violaciones al derecho internacional humanitario, el secuestro y los homicidios son los delitos más marcados en el pasado y presente de muchas de las familias Colombianas que han sido afectadas por el conflicto donde la estructura de lo individual, social y comunitario se ven perturbados y su rehabilitación Psicosocial es cada vez más difícil de rescatar.

Es evidente que los niños y jóvenes han sido las mayores víctimas del conflicto, obligados a ingresar a las filas de estos grupos ilegales, donde han presenciado los actos más viles del ser humano, han sido abusados sexualmente, convirtiéndolos en observadores y artífices de ataques a la población civil, conviviendo con la violencia diaria, generando una alta deserción escolar y desplazamiento de esta población vulnerable.

Lo anterior a llevado a la desintegración familiar, donde muchas de las familias han tenido que enviar a algunos de sus miembros a las grandes ciudades en busca de nuevas oportunidades o se han visto forzados a dejarlos porque han sido amenazados por no pensar de la misma manera que los grupos ilegales, es otra forma de huir de la violencia; pero otras personas con menos suerte han visto como los integrantes de sus familias más jóvenes son obligados a enlistarse en una guerra que nos les pertenece, a un así los que quedan en los grupos familiares deben optar por cambiar sus roles y tomar posesión de la persona que puede faltar, son los casos de los padres que fueron asesinados o desaparecidos, donde los hijos mayores deben tomar las riendas del hogar y apoyar a los que quedan del grupo familiar. El conflicto armado destruye el vínculo de la familia desapareciendo, vulnerando derechos y aumentando cada vez los hechos victimizantes, los cuales destruyen a una sociedad colocándola en una nueva posición frente a la ausencia de un ser querido.

El desempleo y falta de oportunidades laborales para muchos de los campesinos, indígenas y pobladores rurales, los ha obligado a emigrar a las grandes ciudades donde es difícil encontrar una actividad laboral remunerada.

Pero no solo en Colombia la utilización de los niños en las guerras sigue siendo una constante, esto se ha proliferado como un fenómeno alrededor del mundo, por eso es importante la intervención de los Estados en la reconstrucción de la sociedad, para los autores “Boothdy, Crawford y Halperin (2006)” en un estudio realizado en el marco de un proceso de rehabilitación y reparación en la guerra Mozambique, manifestaron que las intervenciones psicosociales se debe fundamentar en estudios que permitan la comprensión del tema de violencia. Los niños que reciben los servicios de rehabilitación adecuada son aceptados por sus familias y comunidades y se convierten en personas productivas y responsables para la sociedad, una solución adecuada para el presente proceso de paz en nuestro país.

La poca presencia institucional en sectores como justicia, educación y salud, han permitido que las mujeres, los adolescentes y los jóvenes sean los más afectados por el conflicto armado en Colombia, esta población ha sido discriminada por su condición y desconocidos sus derechos lo cuales parecen invisibles ante el Gobierno y la sociedad, los actores armados teniendo como referencia el lugar donde viven, aprovechan el descuido Estatal para vulnerar sus derechos, como son la dignidad humana, es el caso de las mujeres víctimas del conflicto a quienes se les transgrede su derecho a una sexualidad, una reproducción libre y saludable, sin violencias e imposición; lo anterior tomando como referencia el embarazo en adolescentes lo cual permite medir el desarrollo socio económico de un país, sumado a los problemas de salud pública como resultado de la vulneración de los derechos de las mujeres y las niñas".

La presencia del conflicto armado en más del 50% de los municipios en Colombia ha afectado a un alto porcentaje de mujeres y adolescentes, lo que evidencia la falta de atención y la falla de implementación de protocolos en atención en salud sexual y reproductiva en jóvenes adolescentes.

Ahora el Estado en su afán de reparar a las víctimas y ocultar su falta de políticas de seguridad a la población civil crea nuevas leyes, que en ocasiones se quedan cortas o aun mas son ineficientes en comparación con la gran necesidad social existente producto del conflicto armado, es así como encontramos:

Ley 1448 de 2011 como Sistema para la protección, asistencia, atención y reparación integral a las víctimas del conflicto en el Colombia”.

Esta ley obliga al acompañamiento por parte del Estado, en fortalecer la educación, mejorar la salud y vivienda, incentivar el empleo y la generación de ingresos. Esta ley en lo referente a los Derechos Humanos busca reparar integralmente a las víctimas diseñando acciones que permita devolver la dignidad humana, aceptando el conocer la verdad y creando escenarios para que hechos como los que sufrieron no vuelvan a repetirse.

El enfoque diferencial permite reconocer las personas que por su género, edad, grupo étnico, o discapacidad, son víctimas que han sufrido los efectos del conflicto con mayor crudeza, es un grupo especial que debe recibir un tratamiento especial en materia de justicia, verdad, asistencia y reparación.

Pero sin lugar a duda son las mujeres quienes han sufrido más el fenómeno del desplazamiento por ser ejes de la familia y llevar a cuesta la formación de un tejido social visible, le ha correspondido reconstruir el tejido social aun siendo víctimas tomando la responsabilidad y autoridad como jefe de hogar y protectora de sacar adelante su familia, olvidando lo abusos físicos y psicológicos a los que fueron sometidos por la guerra.

Hoy día los diálogos de paz han abierto una nueva puerta de oportunidades, de esperanza y reconciliación entre víctimas y sus victimarios, se estableciendo garantías de seguridad, de la no repetición, con un perdón sincero y una nueva reconstrucción del tejido social y humano el cual es esperanzador para las nuevas generaciones, que diariamente generan actividades productivas para la normalización de sus vida y la de los colombianos, sin desconocer que persisten algunos problemas sociales que continúan y que se deben solucionar.

Bibliografía

http://www.unidadvictimas.gov.co/es/abc-de-la-ley/89

ABC de la ley | Unidad para las Víctimas

www.unidadvictimas.gov.co