Armas, guerra, corrupción y cultura: ¿cómo se vinculan cinematográficamente con el conflicto?

© Lionsgate Films

ANGIE VANESSA GUATAQUIRA LOZANO

"Yo no quiero que mueran. Yo no apunto a nadie a la cabeza y le obligo a disparar. Lo admito, una guerra es buena para el negocio, pero prefiero que disparen con mis armas y fallen con tal de que disparen" (película El señor de la guerra, 2005)

La HISTORIA es una de las ciencias humanísticas que más le ha proporcionado utilidad al ser humano, pues le ha aportado conocimientos acerca del desarrollo de las civilizaciones, el ingenio humano, la construcción de las culturas e identidades; pero más allá del acervo cultural se encuentran las luchas por el imperio y el poder que han conducido principalmente a guerras sin fin que se han querido superar pero que no se olvidan.

En este sentido, han sido tan duras las guerras y sin embargo, parece que al finalizar la misma se borrara la memoria del desconsuelo por muchos territorios destruidos, familiares desaparecidos, muertos, y miles de heridos, que como víctimas del conflicto han sido olvidados y el drama de sus vidas en cada holocausto ha sido dejado atrás, pues vuelve el poder y retoma la mente de dirigentes o grupos organizados que en su sed de venganza se olvidan de las consecuencias que podría conllevar una lucha y sólo quieren ganar.

Es así como el presente trabajo pretende establecer como hipótesis que por medio de la temática general de algunas películas se deja entrever su vinculación con la conflictividad social vista desde lo macro social que produce una afectación a las víctimas y más aún, que pequeñas disputas de intereses o culturas, los niños y mujeres de poblaciones enteras pueden verse afectadas por los mismos.

Para lo anterior, es necesario desarrollar a través de diversas películas por un lado, el papel de las víctimas del conflicto entre que ya sea directa o indirectamente han participado de la industria armamentística y de la guerra en la lucha por el poder a través de películas como MicMacs (2009), El señor de la guerra (2005), GEN (1984), Bestias sin Nación (2015)y La Tumba de las Luciérnagas (1988),y por otro lado, el conflicto entre culturas o colisión de intereses que ha ocasionado el desvalor y la poca protección de los derechos humanos, lo anterior a través de películas como Una Nación sin mujeres (2005), El jardinero fiel (2005), y la flor del desierto (2009).

Antes de realizar la descripción de las temáticas de las películas mencionadas con anterioridad, es necesario partir de la teoría de Conflicto establecido por German Silva como “una consecuencia de un determinado estado de cosas (…) consustancial a la vida en sociedad. Así mismo, las disputas son una constante histórica, puesto que han comparecido en todas las épocas y sociedades a lo largo de los tiempos. Incluso, el cambio social que determina toda la dinámica de la vida de los seres humanos es una consecuencia que debe ser imputada de modo mayoritario, aun cuando no de manera absoluta, al conflicto (p. 1)”, de esto puede deducirse que en cierta medida los conflictos confluyeron en las transformaciones que vivieron las sociedades a los largo de los siglos.

Por esto, Silva (2008, p. 8) define las distintas clases de conflicto social:

“En un extremo podría colocarse a la guerra, la expresión más cruenta del conflicto, aquella que suele ocasionar elevados costos en materia de vidas humanas y sufrimientos. En el otro polo podría situarse a la competencia, otra expresión típica del conflicto social. Las confrontaciones bélicas han producido grandes cambios históricos y han sido, a veces, justas o necesarias. La competencia suele ser considerada deseable o conveniente, como en materia económica, donde se le juzga imprescindible para evitar prácticas monopólicas que deterioran la calidad de los productos o de los servicios, cuando no generan costos exagerados para el consumidor o usuario. En medio de estas dos tipologías de conflicto, se encuentran otras múltiples expresiones del antagonismo social, lo que representa diferencias de escala y de naturaleza. También la conflictividad social cubre muy variados campos. Existen conflictos políticos, lo que abarca un amplio espectro. Pero también los hay referidos a las relaciones interpersonales, lo que comprende los conflictos de familia, de pareja, generacionales o escolares, entre otros. También se encuentran los conflictos económicos, con manifestaciones en los ámbitos comercial, sindical, etc. Hay también conflictos culturales, gestados entre grupos étnicos dispares, de índole religiosa y de otras muchas clases. Con la anterior relación, bastante incompleta, (…) lo que se quiere indicar es que la conflictividad social penetra todos los campos de la vida sin excepción y que, alcanza tanto la dimensión macro social como la micro social de la vida social”.

De acuerdo con lo anterior, en las películas mencionadas se desarrolla una conflictividad social macro (Películas Bestias sin nación, Hadashi No Gen, La tumba de las Luciérnagas) en la cual se movilizaron grupos organizados o producto de grandes potencias en torno a diversas problemáticas sobre el poder, y en películas como Una nación sin mujeres se involucran pequeños grupos con intereses o creencias culturales que provocó en ellos una serie de disputas en desmedro de otros intereses.

De igual forma, desde la óptica de las consecuencias del conflicto se pueden entrever las repercusiones políticas, cambios territoriales, problemas económicos, desmedro de los derechos humanos y demás pues durante cada contienda las grandes potencias o grupos organizados deben de sacrificar unos intereses para lograr otros. Por ejemplo, en el texto Consecuencias y Resultados de la guerra (p. 20) se considera por ejemplo, desde el punto de vista económico que:

“durante el enfrentamiento los gobiernos controlan la economía y la industria se reconvierte hacia fines militares, de hacer coches, por ejemplo, se pasa a hacer cañones, balas… Pues bien, la reconversión nuevamente a una industria de paz, al finalizar el conflicto, conlleva una reestructuración de la industria que normalmente hace que las que no son rentables quiebren y por tanto cierren, las que son rentables y logran readaptarse a la nueva situación tampoco estarán exentas de problemas debido a la situación de crisis inmediata. En segundo lugar, para mantener el esfuerzo bélico no se ha dudado durante la guerra en pedir dinero en el exterior y si la guerra continúa la deuda puede llegar a ser inasumible. Eso le pasó a Francia durante la I Guerra Mundial, que previó un gasto de 2.500 millones de francos, pensando en una guerra corta, y al final hicieron falta 75.000 millones que vinieron precisamente de Estados Unidos. Tras la guerra hay reconstruir el país y… pagar una deuda imposible que hipoteca cualquier intento de crecimiento”

Si bien desde el análisis económico se denota la inversión enorme para solventar las guerras o los conflictos sociales, hay que entender que no existe realmente proporcionalidad en el daño ocasionado, lo invertido y los beneficios obtenidos, además de los derechos de las victimas principalmente que se encuentran afectados allí. Y aunque desde este punto de vista, como es bien sabido, existe un derecho internacional que protege los derechos civiles, políticos y garantías de los que participaron y quedaron fuera del combate como los que no participaron; y a los que se les brinda salud, bienestar, alimentación etc… Por ejemplo, si a través de la “PROTECCIÓN JURÍDICA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS DURANTE LOS CONFLICTOS ARMADOS los heridos de guerra y los enfermos, que deben ser respetados, protegidos, recogidos y asistidos” , y si el Comité de Derechos Humanos considera que el Estado debe de velar por los derechos consagrados en los pactos y convenios firmados internacionalmente ya sea para conflictos armados internacionales y no internacionales habría que ver si realmente cuando se trata de conflictos de baja intensidad (pequeños entre países) o micro sociales estos derechos se ven realmente protegidos y si realmente se han reparados aquellas victimas de guerra cuyos derechos humanos se han visto quebrantados (p. 30)

TEMÁTICAS DE LAS PELÍCULAS Y SU VINCULACIÓN CON EL CONFLICTO

Tal es el caso de MICMACS (2009) de Jean Pierre Jeunet que pareciera que gozara sólo de realismo mágico, pero en la que se puede entrever tópicos presentes en la actualidad y en las vivencias cotidianas. Por ejemplo, la película relata la vida del personaje principal llamado Bazil, que a la edad de 9 años pierde a su padre debido a la guerra en Sahara Occidental en la década de los setenta, sin embargo, su relación con la guerra continúa al ser víctima a los treinta años de una bala perdida al huir de una persecución. Motivo por el cual, decide buscar la venganza de quienes le han arruinado la vida. De allí la historia se desenvuelve en torno a dos fábricas de armas que conducen al protagonista a pensar en el logo de las mismas que a su parecer, han sido la causa de sus desgracias, lo ha vinculado como víctima y esto lo hace en compañía de unas personas con cualidades particulares entre ellas tics, defectos físicos, o talentos variados que otorgan en gran medida profundidad y volumen en la personalidad de cada sujeto y que permite reconocerlos.

De la película anterior, puede reflexionarse principalmente que la guerra ha sido una constante en la cotidianidad, pues se ha alimentado de necesidades de poderío económico, político, social, y del cual las grandes potencias aún no se han podido satisfacer. Así mismo, Jeunet imprime la forma en la que se desarrolla la guerra y el papel de la industria armamentista como una mina de oro que lo que ocasiona es derramamiento de sangre y este se ve reflejado en los continuos enfrentamientos no sólo en persona sino a través de medios tecnológicos que aunque pareciera aporta a la humanidad también la está destruyendo.

La segunda película es EL SEÑOR DE LA GUERRA (2005), en la cual Yury Orlov (protagonista) desilusionado de su vida y su trabajo en el restaurante de su padre, comprende la importancia de satisfacer no sólo la necesidad de alimentación de la población sino una que para él es más crítica y ventajosa: la guerra. Es así como Yury convence a su hermano Vitaly (víctima de los intereses de su hermano, quien luego fallece producto de ese negocio) para que juntos ingresaran en el negocio del tráfico de armas (en la época de finalización de la guerra fría) y comenzando desde cero; Yury logra obtener influencias hasta volverse un prestigioso vendedor armamentista y con su frase “No es nuestra guerra”, justificaba el dinero que este recibía a cambio de un medio que acabaría con poblaciones enteras.

En este caso, Yury no sería una víctima del conflicto pero si uno de los intermediarios del mismo al considerarse “un mal necesario”, pues a través de su doble vida (su esposa no sabía de sus negocios) abastecía a un sin número de organizaciones con sus armas, que para él eran permitidas porque legitimaban la muerte a través de estos como mecanismos de defensa y le permitían la obtención de lujos como producto de esta actividad ilícita.

Llevándolo a la realidad, si bien actualmente están firmados acuerdos como el convenio IV, el protocolo II y III, Convenios de Ginebra de 1949 que facilitan la supervisión del comercio internacional de armas, municiones y materiales de guerra, el comercio ilegal de armas sigue siendo el más productivo y el más peligroso, pues en este están inmerso incluso armas nucleares que ni el mismo hombre aun entiende el alcance que este puede tener, ni siquiera aun habiendo vivido los bombardeos nucleares de Hiroshima y Nagasaki.

En este punto, y luego de la desintegración de la unión soviética Yury llega a Ucrania en búsqueda de nuevos arsenales de armas, e invade con su industria países africanos destrozados por la guerra y fueron las atrocidades ocurridas en África occidental las que más alertaron a la Interpol del arsenal de armas que venían pues el ingreso de armas fue excesivo y Yury aunque tuvo la oportunidad de salir de ese mundo, su ambición por el dinero y el poder lo llevó a continuar el negocio aun quedándose sólo.

La reflexión de esta película está principalmente existe realmente una falta en la supervisión de algunos países del comercio de armas, municiones y demás, que es tanta la necesidad de obtener un lucro económico que ya ni la conciencia sirve para subsanar las acciones, pues a pesar de que existe una gran violación de los derechos humanos, las armas eran vendidas a los países más pobres, pero en territorios controlados por quienes ostentaban el poder.

Aunque la película si bien resultó siendo más una expectativa de lo que puedo haber sucedido con las armas de las que disponían Estados Unidos y la Unión Soviética al finalizar la guerra, lo que si es cierto es que dejó de legado una devastadora pérdida de millones de vidas.

Por otro lado, en La película la TUMBA DE LAS LUCIÉRNAGAS (1988), la historia nos traslada a Japón subsumido por la segunda guerra mundial a través de la vida de dos niños que en carne propia viven cómo la guerra se lleva a sus padres y sin obtener realmente una ayuda tienen que refugiarse y tratar de sobrevivir hasta que la muerte los hace reencontrarse. (En este caso, el protagonista, Seita fallece el 21 de septiembre de 1945, muere por inanición y su espíritu comienza a revivir los sucesos anteriores a su muerte).

En este sentido, el JAPÓN de 1945 tiende a verse sometido a constates ataques aéreos promovidos por la aviación estadounidense, motivo por el cual, en uno de esos bombardeos Seita y su hermana Setsuko no alcanzan a llegar al bunker donde su madre los espera y luego de que ella fallece producto de uno de esos bombardeos, ellos tienen que esconderse en un refugio antiaéreo.

De esta película se puede reflexionar que más allá de trasfondos geopolíticos se centra en cómo cada uno de los personajes tiene que enfrentarse a escenarios de frustración, austeridad, egoísmo, indolencia e intolerancia pues ya con los pocos alimentos que existían, no se vislumbraba la más mínima demostración de caridad, filantropía o humanidad, pues a pesar de que ven que la hermanita de Seita se encuentra enferma, desnutrida y necesitada, nadie les brinda una mano al menos para darle algo de comer, motivo por el cual ella fallece.

En este sentido, las victimas producidas por la guerra son tan sólo una consecuencia, pues esta los ha sometido la destrucción y desaparición de ciudades, contaminación de aire (por ejemplo a causa de productos químicos vertidos sobre las poblaciones en ataques aéreos) y para volver a levantarse en cuanto a niveles de producción, economía y demás, luego de haber pasado una guerra toma demasiado tiempo.

Tal es el caso de la película HADASHI NO GEN (1983) basada en el manga de Kenji Nakazawa y en sus experiencias propias, pues este a los 6 años tuvo que vivir las consecuencias de la segunda guerra mundial, de allí a que el film relata la cruel historia de los ataques nucleares provenientes de los Estados Unidos contra el imperio de Japón el 6 de agosto de 1945, y en la que Gen un niño y protagonista de la historia, tiene que sobrevivir junto a su madre en la ciudad de Hiroshima durante los dos últimos meses de la segunda guerra mundial, pues la caída de la primera bomba atómica provocó la muerte de su padre y sus hermanos.

En este sentido, Gen sobrevive junto a su madre del bombardeo atómico de Hiroshima pues ve cómo a su padre y hermanos están siendo aplastados por una viga de madera en llamas que los va matando. De esta película puede analizarse como reflexión, que al ser una historia de la vida real, fueron miles de personas las que fallecieron a causa de dicha bomba, además de quienes quedaron vivos que tuvieron que soportar las consecuencias de esa explosión nuclear reflejada en la caída del cabello, el agua contaminada, la piel quemada, leucemia, falta de recursos médicos y demás radiaciones que no garantizaban que las victimas que no habían muerto durante la caída de la bomba fueran realmente a sobrevivir. Además esa lucha por el poder y la rendición del emperador japonés, condujo a Estados Unidos a olvidarse de quiénes realmente serían las víctimas del conflicto y a atacar sin piedad y sin importar la primera bomba, Estados Unidos no dio tiempo a Japón de analizar realmente el alcance y consecuencias de la primera bomba pues días después los atacó con la bomba atómica a Nagasaki.

Por otro lado, en la película BESTIAS SIN NACIÓN (2015), es una película estadounidense en el que los principales actores y víctimas del conflicto son los niños, pues son reclutados para luchar en una guerra civil al oeste africano y en la cual se enfrentaban los FDN (los rebeldes) y los FLP y CRN que hacían parte del Gobierno. En este punto, Agú un niño que pierde a su familia cuando se desata dicha guerra, es reclutado por los rebeldes y llevado a luchar con armas, y hasta al consumo de drogas, las reglas de dicho grupo rebelde son principalmente el no hacer ruido, disciplina y el enemigo no los verá, pues están fortalecidos.

De dicha película se analizar que los rebeldes al igual que en la actualidad, se forman en grupos para supuestamente defender una ideología, porque se encuentran en contra del régimen gubernamental y dicen defender una causa noble pero al igual asesinan, violan los derechos humanos, abusan de las mujeres, de allí a pensar si realmente la única forma de descansar es morir o luchar. De esta película, resalto la frase “somos como animales salvajes deambulando sin rumbo, si la guerra no termina no podré volver a hacer nada de niños, (…) sol porqué brillas en este mundo, deseo tomarte entre mis brazos hasta que no puedas brillar y no vieras todo lo terrible que hay aquí” (Bestias sin Nación, 2015).

Los niños en esta película son el reflejo realmente de la violación de sus derechos, ya no juegan sino que se enfrentan al mundo como si fueran adultos con ideas que no son suyas y a luchar por ideales que no les pertenecen a estos sino a comandantes que los conducen como parte de su tropa para moldearlos a su gusto y sacrificarlos si es necesario.

Desde otro punto de vista, la película UNA NACIÓN SIN MUJERES (2005), muestra como víctima principal del conflicto a una niña de 16 años que convierten en mujer a la fuerza, pues años atrás, en una región rural de la India alguna bebé que nacía era sacrificada de allí a conducir a que no existieran mujeres; razón por la cual el padre de la chica la esconde y cuando un reverendo la encuentra le consigue a un hombre que paga una gran cantidad de dinero por casarla con sus cinco hijos; sin embargo, la niña es víctima de abuso sexual y malos tratos por el padre de sus esposos y de cuatro de ellos; y cuando intenta huir, estos asesinan al muchacho que le ayudó, detona por parte de la familia de este en un conflicto entre estas dos familias, que termina en la muerte de todos ellos y el embarazo de una chica quien después de dar a luz descubre que su bebe es una niña.

En dicha película puede entreverse que el conflicto comienza desde el primer momento en el que el machismo de dicha cultura hindú produjo como consecuencia el sacrificio de muchas bebés sin darles la oportunidad de ser alguien en la vida y arrebatándole el derecho a sobrevivir, y cuando por fin es una familia quien tiene la posibilidad de apreciar la belleza de una mujer en la casa, la tratan como parte más de su ganado, le coartan su libertad, la obligan a cometer todo tipo de vejámenes sexuales y permiten que sea violada por otras personas pues la ignorancia de los mismos no les permitió protegerla sino aprovecharse de la misma, ya que ni su propio padre pudo tratarla como persona.

Y aunque películas como LA FLOR DEL DESIERTO (2009) explica someramente que para la época en que Waris su protagonista, no se encuentra en Somalia, en este pais para 1988 existió una guerra civil que dejó 100.000 muertos, entre ellos mujeres y niños y 500.000 refugiados, vale la pena decir que lo principal en esta película fue el conflicto que la protagonista llamada Waris vivió respecto a su propia cultura, pues a la edad de 3 años tuvo que padecer la ablación, procedimiento en el cual le extraen el clítoris y cortan los labios inferiores y superiores de la vagina hasta al final coserlos, pues según dicha cultura, representa la castidad de la mujer y el evitar que tenga placer sexual, y lo más fuerte aún, el hecho de que el futuro esposo tenga que cortarla antes de penetrarla para asegurar que si es virgen y para causarle más dolor.

En este caso, no se trata simplemente de pensar en guerras ocasionadas en dos bandos, es la forma de expresar que los conflictos que surgen de la afectación de los derechos humanos y se viven cuando son practicados a una cultura y cuyo resultado sólo denigra y causa un dolor físico y psicológico a la mujer y que aunque la practica esté prohibida, en Somalia y otros países se sigue practicando.

Por último, la película EL JARDINERO FIEL (2005), muestra cómo en un remoto lugar al norte de Kenya asesinan a Tessa, una activista que descubrió la corrupción de unas compañías farmacéuticas, TREEBEES y KHD que desarrollaban una droga de una enfermedad que aún no había existido: la tuberculosis, a través de la medicina Dypraxa se estaba probando directamente a la población de Kenya a pesar de que dentro de sus efectos adversos se encontraba la muerte, pues ellos alteraban las pruebas y excluían a los pacientes sobre los que surgían efectos secundarios.

El conflicto que se encuentra establecido en la película se basa en la trasgresión ética y la corrupción en la que las víctimas son principalmente la comunidad de Kenya pues se aprovecha de su necesidad de obtener un tratamiento contra el SIDA, lo que indirectamente los obliga a ser partícipes de dichas pruebas con el Dypraxa. Por este motivo, Tessa, una mujer idealista que busca desenmascarar dicho fraude es cruelmente asesinada.

Entonces, El Jardinero Fiel representa un llamamiento a la realidad que África realmente está viviendo pues se aprovechan de la necesidad y desinformación de su gente para experimentar sobre ellos de una manera que les reduzca costos y más rápido que la competencia y de esta forma, vulnerando el principio de la igualdad, autonomía, el respeto por la vida y a una salud digna.

Como conclusiones se mencionan las siguientes,

  • La guerra ha sido una constante en la cotidianidad, pues se ha alimentado de necesidades de poderío económico, político, social, y del cual las grandes potencias aún no se han podido satisfacer.
  • Si bien actualmente están firmados acuerdos como el convenio IV, el protocolo II y III, Convenios de Ginebra de 1949 que facilitan la supervisión del comercio internacional de armas, municiones y materiales de guerra, el comercio ilegal de armas sigue siendo el más productivo y el más peligroso, pues en este están inmerso incluso armas nucleares que ni el mismo hombre aun entiende el alcance que este puede tener, ni siquiera aun habiendo vivido los bombardeos nucleares de Hiroshima y Nagasaki.
  • Existe realmente una falta en la supervisión de algunos países del comercio de armas, municiones y demás, que es tanta la necesidad de obtener un lucro económico que ya ni la conciencia sirve para subsanar las acciones, pues a pesar de que existe una gran violación de los derechos humanos, las armas eran vendidas a los países más pobres, pero en territorios controlados por quienes ostentaban el poder.
  • Las victimas producidas por la guerra son tan sólo una consecuencia, pues esta los ha sometido la destrucción y desaparición de ciudades, contaminación de aire (por ejemplo a causa de productos químicos vertidos sobre las poblaciones en ataques aéreos) y para volver a levantarse en cuanto a niveles de producción, economía y demás, luego de haber pasado una guerra toma demasiado tiempo.
  • Muchos de los grupos pequeños y organizados para supuestamente defender una ideología, porque se encuentran en contra del régimen oficial o del Estado y dicen defender una causa noble pero al igual asesinan, violan los derechos humanos, abusan de las mujeres, de allí a pensar si realmente la única forma de descansar es morir o luchar.
  • Los niños víctimas de la guerra se enfrentan al mundo como si fueran adultos con ideas que no son suyas y a luchar por ideales que no les pertenecen a estos sino a comandantes que los conducen como parte de su tropa para moldearlos a su gusto y sacrificarlos si es necesario.
  • La conflictividad social vista desde lo micro social enfrenta una colisión de intereses culturales ya sea para mantener creencias que afectan los derechos a la dignidad humana y a la libertad sexual (en el caso de la práctica de la ablación) en los que las niñas y mujeres se están viendo afectadas, pues no se les da la oportunidad de elegir qué quieren ser de su sexualidad sino que deciden por ellas, y es allí donde intervienen la ONU y diversos organismos para prohibirlo y ocasiona conflictos y practicas clandestinas de dicho procedimiento.
  • Cuando prevalece un conflicto de intereses culturales como pasó en la película Una Nación sin mujeres, la mujer no es vista como aquella llena de virtudes, valores, principios y derechos sino como una “cosa” en la cual pueden disponer, sin preguntar qué es lo que realmente piensa, siente o quiere y es allí donde surge la falta de proporcionalidad entre lo que defiende cada interés cultural y los bienes jurídicos tutelados que pueden verse afectados.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Cage, N. Niccol, A. Roberts, C. Et al. (Productores) Niccol, A. (Director), (2005) El Señor de la Guerra, [Cinta cinematográfica]. Francia, Estados Unidos, Alemania.

Channing Williams, S. Egan G. (Productores), Meirelles, F (director), (2005), El jardinero Fiel, [Cinta cinematográfica], Reino Unido, Alemania.

consecuencias y resultados de las guerras. (2016). Obtenido de http://perseo.sabuco.com/historia/consecuencias.pdf

Hormann, S. (2009), La flor del desierto, [Cinta cinematográfica], Austria, Reino Unido, Alemania.

Jeunet, J. (director). (2016). MICMACS. [Cinta cinematográfica]. Francia. Sony Pictures Classics

Jha, M. (Director), (2005) Una Nación sin mujeres, [Cinta cinematográfica], India.

Kaufman, A. Marker, R. Taplin, D. (Productores), Fukunaga, C. (Director), (2015), Bestias sin Naciòn, [Cinta cinematográfica], Estados Unidos.

Nakasawa, K. (Productor), Masaki, M. (Director) (1983), Hadashi No Gen, [Cinta cinematográfica], Japón.

ONU. (2011). PROTECCIÓN JURÍDICA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS DURANTE LOS CONFLICTOS ARMADOS. Obtenido de http://www.hchr.org.co/publicaciones/libros/DH_conflictos_armados.pdf

Silva, G. G. (2008). Teoria del Conflicto. Obtenido de http://www.redalyc.org/pdf/876/87602203.pdf

Takahata, I. (Director), (1988), La Tumba de las Luciérnagas, [Cinta cinematográfica] Japón, Studio Ghibli

Be the first to comment

Leave a Reply