La gran apuesta y El lobo de Wall Street

Fotograma de la película "El lobo de Wall Street" de Martin Scorsese

Autores:

Esperanza Cajiao Mosquera

Angie Vannessa Guataquira

Jorge Plazas Talero

Orlando Rincón Vargas

Carlos Alberto López

Néstor Fabián Aguilar

Históricamente evidenciamos que las crisis financieras de los países desarrollados, generan trascendentales cambios en el desarrollo económico y político de las naciones emergentes. Esto se da porque estas se expanden a nivel mundial y traen como consecuencia la escasez de recursos, tendiendo a un fuerte incremento de los precios de los alimentos y de los diversos bienes y servicios, las arcas del Estado quedan muy atenuadas, junto con un considerable aumento del desempleo, aumento de precios y de una escasez de recursos a nivel general. 

Sin duda alguna uno de los principales mercados del mundo es el inmobiliario, pero en realidad es uno de los más sensibles de la economía; sensibilidad que se vio reflejada en el 2008, produciendo un gran impacto en la economía estadounidense pero con gran incidencia a nivel mundial. Esta crisis emergente fue generada por políticas económicas expansivas, la entrega de créditos por parte de entidades financieras sin un estudio previo, a su vez la falta de implementación de indicadores económicos confiables, intereses muy bajos, entes reguladores flexibles, el desempleo, hipotecas de alto riesgo o llamados subprime, y a su vez la caída de fondos de inversión y el capitalismo.

La sociedad se vio envuelta en un mercado libre, creando la llamada burbuja inmobiliaria que dio paso a una crisis y estancamiento económico, pero estas verdades se pretendían mantener ocultas.

Basada en el libro de Michael Lewis y plasmada en la película La Gran Apuesta, se muestran los hechos reales del desplome de una pensaba economía sólida. Esta película enmarca la caída del mercado inmobiliario en 2008, y la manera como los grandes financieros distribuyeron su riesgo por todo el mundo, lo cual refleja la violación de ciertos derechos sociales y económicos, como el derecho a una vivienda digna. La película hace reflexionar al espectador sobre el sentimiento de las personas perdieron sus viviendas, el derecho a un nivel de vida adecuado y a la mejora continua de las condiciones de existencia, además de entablar una proposición del derecho a la protección de la familia y los menores, sin dejar de lado el derecho al trabajo puesto que esto desencadenó desempleo y, como consecuencia, pobreza.

Aunado a lo anterior, vale la pena mencionar el frenético carrusel que vivió el sistema financiero en la década de los 80 y que se encuentra representado en la Película Lobo de Wall Street bajo la vida de uno de los grandes estafadores financieros de Estados Unidos, Jordan Belfort, quien comenzó a obtener una gran fortuna a partir de manipular a sus clientes para que invirtieran en unos bonos “basura” y de ahí a crear un gran emporio, que no pasó desapercibido por el FBI debido a sus excentricidades.

Dicha película es una representación de la crisis financiera producto de los excesos de algunos de quienes pasaron más allá de las normas éticas, morales y legales, y al parecer como consecuencia de la competencia, la presión de los inversores y la falta regulación de dichos sistemas financieros para esa época.

Por esto surge la pregunta, ¿Quiénes son los verdaderos lobos que controlan el sistema financiero, porqué han prosperado desmedidamente y en que cultivo vieron la posibilidad de saltar hasta lograr ser los grandes lobos?

De dicha película también podría alimentar la idea de muchos quienes sueñan con ver realizado el sueño americano, en el que llegan a Estados Unidos y de la nada o quizás valiéndose de sus capacidades persuasivas puedan entrar a un sistema financiero controlado, y ya sea a partir de los tips que nos ofrece la película (“usted es un producto valioso, puede aportar, tenga un buen lenguaje corporal”) u otras estrategias, puedan llegar a ser unos lobos y cumplan muchos excesos que quizás han imaginado pero no han alcanzado.

Como podemos ver en el análisis de estos dos filmes, en LA GRAN APUESTA la crisis se hubiese podido evitar si los entes reguladores hubiesen ejercido su trabajo de una manera más rigurosa, implementando nuevas políticas monetarias y que a su vez hayan llevado un seguimiento medido por indicadores financieros. De igual manera, si oportunamente el gobierno, los entes reguladores y los bancos mundiales hubiesen tomado las debidas medidas preventivas, uniendo estrategias y esfuerzos para lograr el sostenimiento y crecimiento de la economía, habrían garantizado estabilidad y equilibrio para ese momento de crisis.

En el contexto financiero, la película “El lobo de Wall Street” describe la corrupción en Wall Street, el banco comercial y la infiltración de la mafia en el sistema financiero. Esta puesta en escena confronta la realidad del mundo financiero estadounidense, el cual ha llevado a un proceso de degradación absoluta y codicia. El objetivo de tener dinero en detrimento de las personas, sin tener en cuenta el bienestar general. El capitalismo salvaje y la falsa imagen del “sueño americano”

Referencias Bibliográficas

Mckay, A. (Director), (2015), La gran apuesta, [Cinta cinematográfica], Estados Unidos

Aziz, R. Dicaprio, L. (productores), Scorsese, M. (Director), (2013), Lobo de Wall Street, [Cinta cinematográfica], Estados Unidos

Be the first to comment

Leave a Reply