Medio oriente: entre desarrollo cultural y derechos humanos

¿Cuál es la relación entre la cultura y la política en el medio oriente y su impacto mundial contra el derecho a la vida?

Mónica Yissel Páez Salazar.

Planteamiento

Existe una pregunta de difícil respuesta que se plasma en el contexto mundial actual ¿Cuál es el el papel que ejerce la cultura en la vida del ser humano? Para llegar a una respuesta más cercana a la realidad, es necesario plantear que para el ser humano es primordial vivir bajo lineamientos y normas que le permitan desarrollarse plenamente. Sin esas normas el ser humano no se acoplaría en comunidad, generando el caos.

Las decisiones que cada persona toma son tan propias de sus costumbres y creencias, que estas ejercen un papel primordial en la forma de asumir disposiciones que afectan a todos sus habitantes, moldeando sus lineamientos y sus maneras de ejercer la política.

“De la relación entre los seres humanos y el entorno natural han surgido las culturas –flujos de vida, de energía y de creatividad. Primero por la necesidad de existencia colectiva, de protección, de caza, de pesca, pero también por la expresión de sentimientos, amores, temores, tributos y cosmovisiones.” ( Cid, Ileana. 2001. Pág. 21).

Las bases teóricas de este ensayo buscan plantear la conexidad del hombre y la comunidad enlazados por la cultura.

A través del tiempo, el ser humano ha buscado vivir en asociación con otros integrantes de su especie a raíz de distintas razones, ya sea por motivos de alimentación, protección o por mantener un estilo de vida propio y consecuente a sus costumbres. Es así que por generaciones distintas comunidades han establecido un territorio favorable que heredan a su descendencia, dándoles como legado sus costumbres, hábitos, idioma, religión, así como su forma propia de ver el mundo que los rodea.

Para el hombre, que es un ser por naturaleza social, es muy importante establecer unas normas propias y aplicables a su estilo de vida, que le facilitan esta interacción con los demás habitantes de un territorio, sin alterar las interacciones entre los individuos de su comunidad, por el contrario, esto fortalece los lazos de unión y facilita sus relaciones interpersonales desde lo familiar hasta lo colectivo.

La escritora Cid Ileana plantea que “La sociedad no es ni un conglomerado de individuos (átomos), ni un organismo (células), sino un sistema de relaciones entre individuos, un campo en el que los seres humanos interactúan entre si.” (Cid Ileana. 2001. Pág. 22).

Siguiendo este planteamiento, se destaca que una sociedad no es solo un conjunto de seres humanos que solo habitan un lugar especifico en un tiempo determinado, sino que es la intrincada relación entre ellos, y para que dicha interacción sea una buena deben existir referentes que los identifiquen y les permitan desarrollarse plenamente. Estas formas de interacción le permiten al ser humano crear una forma propia de ver el mundo, con el ideal de perdurar a través del tiempo.

Esta relación entre seres humanos requiere reglas, normas, bases y jerarquías. Esto permite que surja la política al interior de una sociedad, la cual se fortalece gracias a sus habitantes y es capaz de llevar las riendas a nivel interno. Además, se convierte en una eficiente forma de generar las relaciones con otros Estados y sociedades.

Esto ocurre desde una mirada macro estructural de la formación de una sociedad. Estas herramientas nos permiten analizar como surgen estas relaciones en una región específica del mundo, en nuestro caso el medio oriente y sus prácticas culturales.

El Medio Oriente, una región que por muchos años se ha visto menospreciada, subvalorada y hasta odiada por occidente, quizás temida por ser una cultura tan misteriosa y llena de magia. Para los occidentales las prácticas culturales de estos países son completamente extrañas a su forma de ver la vida y la política. Un ejemplo de ello es la devoción de los Estados Islámicos a las enseñanzas del islam, donde esta religión milenaria dicta las normas de conducta para todos los habitantes del Medio Oriente.

La esencia de este texto es plantear que el Islam es una religión muy antigua, que hace parte de la cultura fundante de los países del Medio Oriente, donde sus creencias y sus lazos sociales se tejen de tal forma, que su cosmovisión gira alrededor de sus arraigados pensamientos y su religión.

“El Corán y el profeta son la raíz ultima y la fuente de inspiración no solo de la religión islámica misma, sino de la vida individual y social de la comunidad islámica así como de las practicas e instituciones que esta creó para su desarrollo. Los libros sagrados de cualquier religión constituyen el criterio ultimo y decisivo para normar las ideas y las practicas de los creyentes.” (Mesa, Luis. 2007. pág. 68).

Resulta interesante observar como la política y la cultura en el Medio Oriente se entrelazan de tal forma que la religión que se profesa, el Islamismo, es el puente conector que permite una unión tan fuerte y duradera, que es difícil de entender para nosotros los occidentales. Para las sociedades de este lado del mundo el fin último de la unión y el estado es la democracia, la verdadera esencia en la que una sociedad debe coexistir.

“Para el Corán hay una estrecha vinculación entre la conducta moral, tanto de los gobernantes como de los pueblos, y el éxito o fracaso económico, político y el bienestar general de la comunidad.” (Mesa, Luis. 2007. pág. 82).

El Corán da las bases y lineamientos en relación a las calidades que deben ostentar los gobernantes y cual debe ser su sentido de pertenencia hacia la sociedad que dirigen. Por tanto, se observa que la religión Islámica ha sido el caballo de batalla para algunos, que la han sabido aprovechar para tomar el poder en los Estados del Medio Oriente y dirigirlos bajo el manto de sus enseñanzas.

Para las teorías políticas de occidente era difícil encasillar al Medio Oriente, debido a sus costumbres y a su religión. Los Estados Islámicos no encajaban en estos postulados y por consiguiente su estudio era distorsionado. Vale resaltar que estas teorías modernas no son del todo inviables, sirven para entender y dar ideas comparativas de lo que fue la transición democrática en esta zona a través de varias décadas.

Desde la academia estas teorías sobre las visiones del medio oriente han rondado como círculos sin salida, donde los planteamientos se repiten constantemente sin un fundamento teórico claro.

Las teorías modernas que eran utilizadas para comprender al Medio Oriente, no alcanzaron a satisfacer las expectativas planteadas, la modernidad se queda corta. Gracias a esta necesidad de los investigadores, surgen nuevos postulados teóricos, las teorías postmodernas (que cuestionan lo que se da por sentado en las teorías modernas).

Gracias a esta nueva mirada se dejaron de lado los prejuicios sobre las costumbres y la cultura del Medio Oriente (prejuicios impulsados por la propaganda del gigante norteamericano). Esto ayudó a que la academia obtuviese resultados más satisfactorios acerca de aquellos sistemas políticos y esas formas de ver la vida.

Esta nueva mirada nos alejó de esa idea dicotómica, donde erróneamente se creía que el único fin de Oriente era destrucción de la democracia, además de la calificación simplista que ubicaba a todos sus habitantes como terroristas que harían cualquier cosa con tal de ver al Islam gobernando como la única religión en el mundo.

Para autores como López, resulta importante destacar que en el mundo existe una diversidad social, cultural, política y económica, producto de la crisis de la modernidad. Razón por la cual, el postmodernismo puede dar una ilustración mucho más eficaz acerca del Medio Oriente, toda vez que no se encasilla y ofrece un conjunto de marcos interpretativos para abordar la realidad que allá se vive.

Para el postmodernismo, los logros que alcanzó el modernismo tales como la industrialización, el Estado, la tecnología, la democracia, entre otros, no son libertad ni progreso, todo lo contrario, son destrucción, represión y opresión; el postmodernismo destaca los sentimientos, las emociones, la tradición, la costumbre, puntos que utiliza para construir conocimiento.

Para los Estados Islámicos es muy importante su cultura, ya que viene de varios siglos atrás. Su religión los identifica y les da lineamientos para su diario vivir; así mismo les ofrece una visión del mundo que los rodea y les permite vivir en comunidad y practicar la política basados en las enseñanzas del Islam. Todo esto, para el postmodernismo tiene un alto grado de valor para construir conocimiento.

Pero no se puede olvidar que la religión, ha sido utilizada por los grupos radicales que toman algunas enseñanzas y las acomodan a sus necesidades ideológicas, para justificar sus actos terroristas.

Esta contraposición contextual, no debe encasillarnos en una idea simplista que ubica a todos los habitantes del Medio Oriente como terroristas. Por el contrario, la minoría es la que tergiversa las enseñanzas del Islam para su propio beneficio.

Culturalmente el Islam está tan enraizado en el de Medio Oriente, que pasa de convertirse de una religión a una doctrina social, que se encuentra aportando una estructura de organización social a los Estados del Medio Oriente, a los cuales también se les llama Estados Islámicos. A su vez, el Islam se va tornando en una doctrina política, en donde la ley musulmana dicta medidas de comportamiento en la sociedad y en el establecimiento público. Teniendo en cuenta lo anterior, en los Estados del Medio Oriente se encuentra la desigualdad social, el oscurantismo, el abuso de poder, la opresión, entre otros factores propios de la dictadura que se puede ejercer utilizando la religión como medio para llegar y mantenerse en el poder.

La mayoría de los Estados Islámicos, son Naciones con autocracias que permanecen en el poder por largos periodos. Como ejemplo tenemos en Libia a Muammar al-Gadaffien, quien permaneció en el poder desde 1969 hasta su fallecimiento en el año 2011, en Siria la familia Assad ha permanecido desde el año 1970, en Yemen a Ali Abdullah Saleh quien ejerció el poder desde 1978, Hosni Mubarak quien asumió en Egipto desde 1982 hasta el año 2012, en Túnez el poder lo obtuvo Ben Ali desde 1987 hasta el año 2011. Las monarquías también han permanecido por generaciones, es el caso de Jordania donde la familia Hachemita que se encuentra en el poder desde 1920, en Marruecos la dinastía de los reyes Alauitas que gobierna desde el siglo XVII, en Arabia Saudita la familia Al-Saud ostenta el poder desde el año 1932.

El Islam, que se basa en el las enseñanzas del Corán donde más de mil millones de personas lo profesan; siendo la región del Medio Oriente habitada en su gran mayoría por musulmanes, quienes optaron por el Islamismo como opción política, que los rige basados en los lineamientos religiosos del islam. Pero a raíz de esto, han aparecido grupos radicales religiosos, que como el Estado Islámico, Hamas, Al Qaeda, Hezbolla, entre otros, buscan generar terror en estados occidentales, todo esto con el convencimiento que desde occidente se gesta una cruzada en contra del Islam y sus seguidores.

Así como lo plantea Mesa, los Grupos Radicales seguidores del Islam, que en occidente son conocidos como terroristas y carentes de dar un sentido justo a la vida humana, son por el contrario, auténticos seguidores del Islam que buscan ser reconocidos como grupos políticos, que no siguen instrucciones de los líderes espirituales o políticos. Por el contrario, tienen planteamientos propios que buscan cambiar ciertas costumbres políticas en su región, para así llevar a los Estados Musulmanes a la verdadera esencia del Islam.

Finalmente podremos establecer de acuerdo a las evidencias antes planteadas, que la relación entre la cultura y la política en el Medio Oriente, parece ser bidireccional y muy arraigada a su religión, poco democrática y con el menoscabo a los derechos humanos; en donde son mayoritariamente republicas islámicas, en las que se ha mantenido a las autocracias y monarquías con una eterna permanencia de sus lideres en el poder; región que últimamente se ha visto protagonizando fuertes conflictos sociales por la falta de igualdad, pobreza y la ausencia de democracia.

El Medio Oriente es una región fuertemente influenciada por la religión Islámica, que dicta lineamientos a sus habitantes y también gracias a sus lideres espirituales que cegados por el

poder, han tergiversado las enseñanzas del Corán y han patrocinado y fomentando la creación de grupos radicales, que por su desmedido nacionalismo y fundamentalismo atentan contra opositores religiosos y gobiernos extranjeros. Así mismo, el Medio Oriente es un lugar donde gracias al petróleo se obtienen fuertes ganancias económicas, que bien administradas alejarían la pobreza de la región, pero que en la realidad son desviadas a las harcas privadas de los gobernantes, lo que genera descontento por parte de la población civil que pide la transición hacia la democracia, generando desordenes con miles de muertos y el derrocamiento de algunos gobiernos.

En la actualidad también vemos un conflicto como el de Siria, un conflicto agravado con hechos de violencia y conflictos políticos por las grandes cantidades de personas que se encuentran huyendo de este país hacia el resto del mundo.

Para entender este conflicto, debemos conocer a los protagonistas que se ven enfrentados, esto nos hará ver que todo no es como parece ser. Por un lado tenemos al gobierno Siro, el cual está conformado por un solo partido político: el partido Bad Arabe socialista. El actual gobierno es un régimen autoritario que está perpetrado en el poder desde 1971, cuyo primer presidente fue Jaled Al Asad quien se enfrentó y perdió la frontera de los Altos del Golán, contra el sionismo en la guerra de Yon Kipur en 1973, siendo su contrincante Israel. el cual es apoyado por Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y otros países quienes son llamados los amos del mundo; luego de su muerte de Jaled Al Asad en el año 2000 fue sucedido en el cargo por su hijo y actual presidente Bashar Al Asad en unas elecciones muy polémicas, este gobierno se ha caracterizado por tener políticas represivas severas no deja de ser una molestia para el Sionismo, como también lo fue Irak, ya que Siria apoya a Palestina en su lucha contra Israel, entre sus aliados tenemos a China y a Rusia, este ultimo tiene una base militar importante y estratégica en Siria, por eso le da su apoyo. No hay que confiar en estos países ya que pueden ser dos caras de la mima moneda operando para un mimo fin.

Por otro lado tenemos a la oposición, los rebeldes cuyo objetivo es derrocar el gobierno actual. Su acción es apoyada y financiada por los Estados Unidos e Israel, quienes los equipan con armas. En el año 2013 con armas químicas, que quitaron la vida a mas de un millón de personas, la mayoría niños, dichas armas que luego de ser utilizadas, occidente dijo que el gobierno de Al Asad era el culpable, cosa que es falsa ya que fue comprobado que las armas químicas fueron lanzadas desde posiciones rebeldes, esta fue una movida sucia por parte de Estados Unidos y compañía, ya que si el gobierno Sirio utilizó armas químicas estaría violando el derecho internacional humanitario, especialmente la Convención de Ginebra, y entonces Estados unidos tendría la excusa perfecta para tomar cartas en el asunto.

Fuentes de New York Times, aseguran que los empleados de la CIA, controlan y ayudan al reparto de las armas y munición de guerra a los opositores Sirios, armamento que dicen que fue comprado con el dinero de Turquía, Arabia Saudita y Catar. El otro bloque es el Estado Islámico que según la información oficial está en guerra con las dos facciones mencionadas anteriormente; algo que es falso, ellos operan para el Sionismo, los medios no ofenden al Estado Islámico como Siadistas fanáticos religiosos que salen a luchar con un arma en una mano y con el Corán en la otra, esto lo hacen para encubrir el patrocinio y las intensiones oscuras por parte de la elite Sionista que financia este grupo.

(Estado islámico y situación geopolítica de la región)

El estado Islámico es un ejército privado de mercenarios del mundo entero, reclutados y dirigidos por oficiales estadounidenses, Franceses y Sauditas, con el fin de generar desestabilización en la región, para que las potencias pro de un nuevo orden mundial puedan tomar el control sobre estos países.

Por otro lado el Estado Islámico se hizo rico de un día para otro, debido a la venta de petróleo robado en Siria, aquí es donde se puede hace la pregunta de millón, ¿cómo hacen los terroristas para comercializar petróleo robado en un mercado estrictamente controlado por los Estados Unidos?.

El Isis y el Sionismo actúan de la misma manera; todo el mundo se espanta cuando ven periodistas ejecutados por el ISIS, y la prensa los acusa de ser malvados y asesinos, sin embargo, cuando el ejército Israelí asesinó deliberadamente a 18 periodistas en Gaza el año pasado, nadie abrió la boca, nadie acusó de despiadados a Israel, la manipulación de la información es bastante clara, la razón de todo este conflicto, pasa por el preciado territorio Sirio para Israel, por los hidrocarburos y sobre todo porque el gobierno de Al Asad es un problema para el bloque de la OTAN y los Aliados, este gobierno e un verdadero dolor de cabeza para el nuevo orden mundial. Es mentira que el pueblo Sirio se rebeló contra él, nada mas lejos esta de la realidad, de hecho a pesar de ciertas políticas restrictivas antes de estas tensiones y enfrentamientos los Sirios vivían muy bien en su país.

El panorama para Siria es bastante desalentador, tiene enemigos que lo atacan por todos los frentes y caso que no le dan respiro, lo mismo para Al Asad, la historia nos dirá si correrá con la misma suerte que Kadafi o Sadam Josein o si saldrá victorioso de esta lucha.

Este conflicto afecta al resto del mundo, a una escala impensada, como ya se sabe están llegando una gran multitud de refugiados Sirios a Europa, como a otras partes del mundo.

Europa es el continente del primer foco mundial y esta muy cerca del conflicto. Los refugiados de Siria dicen huir del peligro, sin embargo muchos de esos refugiados son oportunistas de otros países que sólo buscan aprovecharse de esa situación para instalarse en Europa, siendo esto muy preocupante ya que Europa será un foco de riesgo de ataque terrorista inminente, ya que también pueden haber infiltrados terroristas de la elite llegando a países como España, Francia, Inglaterra y otros.

Por hechos ocurridos anteriormente no queda duda que los gobiernos estén planeando un ataque o varios de falsa bandera. Por ejemplo un país de la OTAN que reciba un ataque terrorista de ISIS (falsa bandera) por su puesto esto será la excusa perfecta para intensificar los bombardeos en Siria y destruirla completamente, en donde moriría toda su población Civil, que nada tiene que ver con este conflicto.

Además, si todos los aliados de cada bando se unen en la disputa, entraríamos a una tercera guerra mundial, donde reinara el caos, así que teniendo en cuenta tampoco es necesario que entren terroristas infiltrados por medio de refugiados ya que si este grupo es apoyado y financiado y encubierto por el Sionismo, los pueden hacer entrar al país elegido para atacar en el momento que les parezca mejor, tal como sucedió el pasado 13 de noviembre del presente año en Francia con los ataques realizados por este grupo terrorista que acabo con mas de cien personas de un modo fatal.

Lo preocupante de este conflicto, además de todas las atrocidades y violaciones a los Derechos Humanos cometidos por estos bandos en este lugar del mundo, por su territorio, cultura, religión y política, es también la preocupación inminente que se desate una tercera guerra mundial, no solo por el poder que ejercen algunos países, sino también por los países aliados que se solidarizan para tener una buena relación con estos, con o por otros intereses económicos, de fronteras o por simplemente quedar “bien” con el país vecino. Pues países como Colombia, Argentina y México fueron amenazados por el Estado Islámico hace pocos días, por su apoyo con el gobierno de Francia por los atentados del 13 de noviembre pasado. En ese orden de ideas, no por estar cerca del conflicto, no estamos ajenos a vernos perjudicados, y también podríamos ser atacados por estos grupos, simplemente por según ellos ir en contra de su éxito en el Islam.

El tiempo nos dirá que destino nos depara a la humanidad, un destino que parece estar atado al poder y a los intereses de unos pocos bajo el precio del sufrimiento de millones de personas. Sin embargo, no podemos ser indiferentes con este conflicto, ya que son miles de millones de personas vulneradas no solo con la terminación de sus vidas sino, son vulnerados muchos Derechos que van desde la Calidad de Vida, su dignidad, su patrimonio, sus familias, sus trabajos, su territorio, son personas desamparadas totalmente y no tienen en si un defensor, ya que lo que tienen son enemigos de diferentes ángulos y puntos de vista, nosotros los países suramericanos también somos indirectamente afectados, pues tanto religiosa, económicamente y políticamente estaríamos involucrados., y no debemos ser indolentes con el sufrimiento de miles de personas en su mayoría niños y mujeres que no tienen nada que ver y no tienen ninguna seguridad Estatal.

Referencias:

Bill, James. (1996) The study of Middle East politics, 1946-1996: A stocktaking pp. 501-512. Extraido de internet el 18 de noviembre de 2014, desde la base de datos academica Proquest.

Cid, Ileana. Diversidad cultural, economía y política en un mundo global. Universidad Nacional Autónoma de México. 2001. Extraído de internet el 07 de noviembre de 2014, desde http://books.google.com.co/books?id=Vi19iBZ9CmIC&pg=PA21&dq=relacion+entre+politica+y+cultura&hl=es-419&sa=X&ei=sUFeVKzpKPDasASE-IKQBg&ved=0CDoQ6AEwBg#v=onepage&q=relacion%20entre%20politica%20y%20cultura&f=falseEsposito, John. El desafío islámico. Acento ed. 1996. Extraído de internet el 07 de noviembre de 2014, desde el aula virtual de la universidad Militar Nueva Granada.

Ghotme, Rafat. (2012) Las Transiciones Democráticas en el Medio Oriente: Un Análisis Critico desde la Perspectiva de las Teorías Políticas Occidentales pp. 320-337. Extraido de internet el 18 de noviembre de 2014, desde la base de datos academica Proquest.

Mas, Monserrat. (2005) La nueva Jihad. Mitos y realidades sobre el pan-islamismo pp. 262-266. Extraido de internet el 18 de noviembre de 2014, desde la base de datos academica Proquest.

Mesa, Luis. Medio Oriente. perspectivas sobre su cultura e historia II. El colegio de México. 2007. Extraído de internet el 07 de noviembre de 2014, desde http://books.google.com.co/books?id=DumriHY4U5AC&pg=PA68&dq=relacion+entre+politica+y+cultura+en+el+medio+oriente&hl=es-419&sa=X&ei=Q1BeVNC-B81sQS8loGABg&ved=0CB8Q6AEwAQ#v=onepage&q=relacion%20entre%20politica%20y%20cultura%20en%20el%20medio%20oriente&f=false

Be the first to comment

Leave a Reply