La gerencia educativa en cabeza de la mujer colombiana “Derecho a la no discriminación por género”

MONICA JOHANNA RIVERA CASALLAS

“El hombre tiene miedo a la pérdida del poder,

le asustan las mujeres que saben lo que quieren

y están seguras de sí mismas”

Amparo Larrañaga

La discriminación por género (sexo) ocurre cuando una persona en específico una mujer es objeto de trato distinto o desigual en diferentes situaciones en función de su sexo o por el simple hecho de ser mujer; esta discriminación puede darse en diversos contextos: en lo familiar, laboral, educativo y social; para el caso particular se hablara del ámbito laboral y de manera específica en la gerencia de una institución educativa ya sea de carácter pública o privada, ya que es aquí que por lo general y de manera cotidiana se evidencia la vulneración de los derechos de la mujer en especial la discriminación por género.

Históricamente el rol de la mujer en la sociedad ha sido limitado en varios aspectos: religión, educación, vida social (laboral) y porque no decirlo hasta en la vida familiar ya que se considera que esta debe ser protegida por considerarse el sexo débil, así mismo es quien debe estar sometida al servicio de aquel hombre que la eligió como esposa o compañera lo que implica estar bajo sus órdenes y su voluntad sin derecho a reproches o revelarse.

Evocando el pasado se observa que desde las sagradas escrituras la mujer ha sido discriminada en tanto que esta debe someterse a su esposo a un 100%; “Esposas, sométanse a sus propios esposos como al señor” “Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo” “Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo” (Efesios 5: 22-24), he aquí un claro ejemplo de vulneración directa de los derechos de la mujer; ya que moralmente y por costumbre la mujer es quien debe estar en casa desarrollando las actividades domesticas que esta demande, a la crianza y educación de los hijos y a la atención de su esposo.

En consideración al apartado anterior cabe mencionar que dentro de la sociedad en la que estamos inmersos impera aun el patriarcado entendido como la forma de familia y sociedad que se organiza sobre la idea del padre como cabeza y gerente del hogar y como proveedor responsable que goza del dominio y poder sobre la mujer (esposa e hija(s)); de aquí se podría deducir que el hombre por su naturaleza machista no considera pertinente que la mujer asuma cargos gerenciales puesto que la considera débil y muy emocional algo que puede ser una desventaja a la hora de impartir órdenes o dirigir una entidad.

Es por ello que para los inicios del siglo XXI no era un secreto la lucha intensa que enfrentaban las mujeres por hacer valer y respetar sus derechos, y en la actualidad cuando busca que se garantice la igualdad de condiciones en el ámbito laboral específicamente en los cargos altos donde ella debe impartir instrucciones a los subordinados en pro del buen desarrollo no solo de su cargo y funciones sino garantizar que el cumplimiento de los objetivos propuestos; para el tema particular gerencia educativa en cabeza la mujer es muy difícil que el género masculino acepte tal situación por las características culturales de los estereotipos de género donde se entiende por masculinidad como el ser lógico, analítico, dominante, fuerte físicamente, activo y de poco miedo al riesgo, contrario a la feminidad que es determinada como el ser emocional, reflexivo, voluble, obediente, débil físicamente, pasivo y con un gran temor a tomar riesgos; bajo estas premisas no es difícil comprender porque la entrada al mercado gerencial para la mujer es complejo en tanto no se dejen de establecer diferencias entre el hombre y la mujer.

Cabe mencionar que otra gran diferencia a nivel laboral es la discriminación salarial ya que esta ocurre cuando a los individuos de un grupo especifico para nuestro caso las mujeres se les asignan ciertas ocupaciones únicamente por pertenecer a este grupo y de acuerdo a esta se le asigna la remuneración; es evidente que la mujer siempre ha recibido una remuneración muy por debajo que la asignada a hombre esto por razones ya mencionadas con antelación.

Es importante resaltar que con todos los esfuerzos que han realizado las mujeres por la dignificación su condición esta ha logrado escalar posiciones dentro del mercado y más en el campo educativo caso que nos atañe, ya que es aquí donde se ha visto que la mujer tiene mayor participación por su carácter de líder y movilizadora de masas.

HIPOTESIS

En el sistema educativo colombiano es difícil que las mujeres tengan plena libertad gerencial por cuanto el género y la cultura machista no aceptan la relación de subordinación por cuestiones históricamente tradicionales.

De acuerdo con el postulados anterior se puede evidenciar que las diferencias entre el hombre y la mujer tiene origen en casa por los distintos modos o sistemas de crianza y de socialización traducidos estos a símbolos, colores, valores, expectativas y atribución de derechos distintos lo que conlleva a que el machismo es generado por la mujer, esto no con el ánimo de ofender y menos de menospreciar el género sino por el contrario es una invitación a crear conciencia de que el cambio debe iniciarse desde la misma mujer y su hogar, para que de esta manera se tenga la oportunidad de cambiar la historia del papel preponderante que se tiene y más cuando en sus manos está la dirección (gerencia) de la educación de un país y por contar con el privilegió de ser generadoras de vida.

Sin duda alguna si este cambio se establece la mujer contará con la oportunidad de tener plena libertad de orientar y administrar (gerencia) la educación en busca de la excelencia humana para así generar oportunidades y cambios que beneficiarán a la una nación.

A nivel nacional se puede observa que cuando una mujer administra una institución educativa los varones se sienten cohibidos por cuanto no están acostumbrados a que el sexo femenino sea quine de “ordenes” o que tenga el poder en sus manos esto debido a su naturaleza machista, es por ello que para este siglo los derechos de las mujeres son defendidas a capa y espada para evitar o erradicar la discriminación por género y para ello se cuenta con herramientas como la declaración Universal de los Derechos Humanos, Constitución Política del 91 y Ley 1257 de 2008 a nivel nacional, también se cuenta con algunos Instrumentos Internacionales como Declaraciones, Convenios, Conferencias y Pactos, entre otros los cuales se orientan hacia la protección de la no discriminación y violencia por genero.

Estos principios, normas o reglas son las que inspiraron al Alto Comisionado de las Naciones Unidas en Colombia para que se tomara el trabajo de publicar el texto que recibe como nombre “DERECHOS DE LA MUJER” el cual tiene origen sobre el acuerdo celebrado el 29 de noviembre de 1996 entre el estado Colombiano y la ONU; en esta publicación se puede evidenciar que la mujer cuenta con plena participación e igualdad de condiciones que los hombres en la vida social, educativa, cultural y política lo que fomenta una sana democracia y una convivencia pacífica dentro del territorio nacional.

MARCO TEORICO

Devolviéndonos un poco al pasado específicamente para el siglo XIX es evidente que grandes pensadores y filósofos han tratado temas relacionados con la igualdad entre los géneros femenino y masculino lo que de alguna manera para las diferentes épocas no era bien visto que los hombres defendieran a las mujeres para generales una calidad de participación plena en la sociedad; pero en la historia encontramos filósofos como Thomas Hobbes que aporta en su obra Elements of Law planteamientos orientados a la igualdad en el estado natural del hombre en el cual todos los “hombres” son iguales y esta expresión en comillas encierra a toda la especie humana es decir mujer y hombre; así mismo deja la brecha abierta para futuras discusiones una consideración relevante en cuanto que la sumisión y dominio no son reglas de la naturaleza sino mas bien son creaciones artificiales del individuo (varón) en busca de no perder el poder en cualquier aspecto de la vida (familiar, laboral, cultural y social).

Otro pensador que toca un punto importante en la historia de la defensa de la igualdad por género es Stuart Mill que en su literatura hace referencia al derecho a voto para la mujer; que en sus palabras esto sería la solución para liberación de su sometimiento y lo que conllevaría a la emancipación femenina un gran paso en busca de la igualada de derechos en relación a sexo masculino; el considera que el derecho al voto es el eslabón supremamente importante para la mujer porque este le abrirá las puertas de participación en todos los campos (social, cultural, educativo y político).

En el siglo XX la mujer tuvo eco relevante en la sociedad ya que el género femenino inicio a reclamar a voz populi sus derechos y a buscar la libertad de la obligaciones impuestas por el hombre (varón), es por ello que emergen filosofas como Simone de Beauvoir, Hannah Arendt, María Zambrano quienes mediante sus participación y literatura buscaron que la mujer tuviera participación activa mediante el voto lo que también le permitió elegir y ser elegidas para ocupar altos cargos nos solo a nivel político sino social.

Es pertinente traer a acotación a una feminista importante en la historia latinoamericana como lo es la escritora y docente Graciela Hierro (Mexicana) que en su vida académica hace aportes importantes en cuanto a la igualdad entre el hombre y la mujer claro está haciendo énfasis en la participación de la mujer en la sociedad lo que le permite ser un agente activo en la lucha y defensa de sus derechos que en palabras de Hierro queda condensado en “Todo lo que sé en lo debo a las mujeres, brujas que se atreven a pensar. Yo sólo leo a mujeres, ya leí a tantos hombres… Aprendí lo que necesitaba de ellos y sólo consulto a algunos cuyas ideas sirven a mis propósitos. Ser feminista, para mí, significa personalizar todo” (Hierro, 2004, p.11).

CONCLUSIONES

Es un hecho relevante que la condición jurídica de la mujer ha sufrido cambios significativos debió a la influencia de los movimientos liberales feministas que han desplegados grandes esfuerzos por dignificar las condiciones del género femenino que estaba bajo el yugo del hombre ya sea por costumbre o por su “naturaleza machista”.

Por otro lado en las diferentes épocas la mujer ha buscado que le sean reconocidos expresa y equitativamente los derechos esto a favor de una emancipación total que trae como consecuencia un equilibrio en la sociedad no solo a nivel familiar, social, cultural sino laboral permitiendo de esta manera que el liderazgo en el campo gerencial de las instituciones educativas ejercicio por el género femenino tenga gran incidencia en la sociedad asegurando además condiciones equitativas de trabajo y donde se dé pleno respecto y goce de sus derechos ya que los mismo constituyen parte integral, inalienable e indivisibles de los derechos universales.

BIBLIOGRAFIA

Gargallo, Francesca (2012) Ensayo Feminismo Filosofico. Francescagargallo.wordpress.com

Dos santos, Marlene (2008)

Recuperado de: www.academia.edu.4622331

Rasgado G., Abraham .(2009) LA MUJER EN EL PENSAMIENTO DE LOS FILOSOFOS

Sociedad- articulo revolicionesmosoaxaca/org/articulo/lamujerenelepensamientodelosfilosofos.

html

https://www.bu.edu/wcp/Papers/Gend/GendFore.htm

https://es.wikipedia.org/wiki/Estado_Social_de_derecho_de_la_mujer

Be the first to comment

Leave a Reply