Bestias sin nación

© Netflix

PAULA ANDREA LOPEZ TRIANA - JORGE ANDRES LOPEZ TRIANA

Por otro lado Netflix nos presenta una película completamente única, protagonizada por el actor Idris Elba, escrita y dirigida por Cary Fukunaga, La historia nos narra la vida de Agu, un niño africano que conto con suerte ya que pudo nacer bajo un hogar bien cimentado y tener una buena familia, su  padre es profesor y su madre una mujer cariñosa y trabajadora que se encarga de las labores y de enseñarle en sus ratos libres. Como todo niño, juega con sus amigos, disfruta de la vida, la imaginación es su mayor don y mientras el ejército nigeriano protege la región, ocurre la tragedia. El pequeño Agu, interpretado magistralmente por el jovencito Abraham Attah, es quien ejerce de narrador y nos cuenta lo que sus ojos ven con una carga emocional que impresiona y estremece el alma.

Lastimosamente todo lo visto en esta cinta, no está lejos de la realidad, esta triste realidad, que debido a la guerra muchos de nuestro niños han dejado de ser niños, obligatoriamente han tenido que dejar a un lado sus juguetes y sus cuadernos para convertirse en hombres, han tenido que asumir un rol de odio, maldad y venganza, esto ahondado con la manipulación sicológica, maltrato físico y verbal, el cual tienen que soportar porque es su única opción de vida, ocasionando en ellos un trauma que los hará perder la cabeza o bien tendrán que dejarse llevar por el son de las balas y la sangre caída, para convertirse en un medio para accionar un arma, sin opción de elegir pasan a hacer parte de un mundo oscuro en el cual no existen las risas, el canto ni la felicidad, envenenan su corazón de odio y así sin quererlo se convierten en hombre tiranos.

Quienes tienen la desdicha de quedar involucrados ahí, acaban perdidos, como sus compañeros, que sienten la "necesidad" de combatir porque no han aprendido otra cosa en sus vidas, porque no tuvieron otra oportunidad Sin embargo, siempre hay esperanza, tal y como lo reflejan las últimas palabras del pequeño Agu, palabras que tal vez hicieron llorar a alguno cuando sintió el frio de este sufrimiento, o cuando vivió el contexto de esta película.

"He visto cosas horribles. He hecho cosas horribles. Y si hablo contigo me pondré triste. Y tú también te pondrás triste. En esta vida solo quiero ser feliz. Si ahora te lo cuento todo, creerás que soy una especie de bestia o de diablo. Soy las dos cosas. Pero también tuve una madre, un padre, unos hermanos, hace tiempo... y me querían"

Be the first to comment

Leave a Reply